Asociación Europea Exige Reglas Comunes Para Proteger A Jugadores Online

La European Gaming & Betting Association (EGBA) solicitó recientemente en el Parlamento Europeo, más regulaciones de la Unión Europea (UE) sobre el juego online para proteger a los consumidores, tras establecerse que este sector representa el 21 por ciento de toda la actividad de juego en la región.

Maarten Haijer, secretario general de esa asociación considera que con "su creciente popularidad viene una responsabilidad aún mayor para garantizar que sus jugadores puedan jugar en un entorno seguro y responsable. Porque mientras la mayoría de los europeos juegan por diversión y de manera responsable, aproximadamente el 1% apuesta demasiado o con demasiada frecuencia, y se necesita hacer más para mantener a los jugadores seguros cuando juegan en línea".

"En este momento, la mayor parte de la regulación de Europa para los juegos de azar online es a nivel nacional y está luchando por mantenerse al día con los desafíos de regular una actividad intrínsecamente transfronteriza".

"Internet no tiene fronteras nacionales, lo que significa que los europeos pueden jugar fácilmente en sitios web de juegos de apuestas basados en países distintos de donde viven. Pero la calidad de las regulaciones nacionales de juego en la UE varía significativamente y no hay coherencia entre ellas", puntualiza.

"Esto significa que los europeos están sujetos a conjuntos muy diferentes de estándares de protección al consumidor cuando juegan en línea, lo que deja a algunos jugadores mucho mejor protegidos que otros. Por eso son necesarias más normas comunes de la UE. Existe una necesidad evidente de garantizar que los consumidores no se queden atrás y todos los jugadores pueden confiar en un nivel de protección constante e igual de alto, independientemente de dónde vivan en la UE", agrega.

"En 2014, la Comisión Europea intentó habilitar esto mediante la publicación de directrices para alentar a los países miembros a establecer normas de protección del consumidor más sólidas y coherentes para los juegos online. La Comisión debía revisar la implementación de sus directrices para 2017, pero no lo hizo", sostiene.

Haijer agrega que un estudio de la Universidad de Londres reveló que "solo un estado miembro, Dinamarca, implementó completamente las directrices de la Comisión, y existen grandes brechas en la protección de los jugadores en línea de Europa".

De acuerdo a ese estudio "solo 14 países miembros tienen un registro de autoexclusión. Esta es una red de seguridad crucial para ayudar a los jugadores a excluirse del acceso a sitios web de juegos de apuestas, aunque la mitad de los países miembros no tienen uno. Además, ninguno de los registros existentes es interoperable, lo que significa que
los jugadores autoexcluidos en un país miembro todavía pueden jugar en sitios web de juegos de apuestas basados en otro".

Solo 13 países miembros requieren un letrero de prohibición de juego a menores de edad en la publicidad.

El estudio también mostró que las regulaciones de juego a menudo no están adaptadas a la era digital. "Solo la mitad de los países miembros permite el uso de la identificación electrónica o las bases de datos públicas para verificar la identidad de los jugadores, lo que aumenta el riesgo de fraude y los menores encuentran formas de apostar online".

"Estas son fallas importantes en el esfuerzo por mantener a los ciudadanos y jugadores de Europa a salvo en línea, y podrían evitarse fácilmente. Incluso algunas salvaguardas básicas no están disponibles en toda la UE. Como resultado, es justo decir que las ambiciones de las directrices de la Comisión para 2014 no se han cumplido", sostiene el titular de EGBA.

La asociación "exige más normas y garantías comunes de la UE para proteger mejor a los más de 12 millones de jugadores online de Europa. Un reglamento común establecería las salvaguardas sólidas y consistentes necesarias para proteger a los ciudadanos de Europa, especialmente a los grupos vulnerables, como los menores y los jugadores problemáticos".

"Un conjunto de reglas también beneficiaría a las compañías de nuestros miembros: un conjunto de reglas sería claro y reduciría los costos y riesgos de cumplir con 28 conjuntos de reglas diferentes, ya veces en conflicto", precisa.

"En 2012, una comunicación de la Comisión titulada Hacia un marco europeo integral para el juego en línea comenzó a trabajar en algunas buenas iniciativas comunes. Pero la Comisión actual decidió hacer la vista gorda a su propio análisis y a los millones de ciudadanos de la UE que juegan en línea. Dejó de hacer cumplir la legislación de la UE en el sector, disolvió la cooperación regulatoria entre las autoridades nacionales de juego y renunció a su compromiso de revisar si los países miembros tienen normas básicas de protección al consumidor", subraya Haijer.

"Si la UE es realmente seria en hacer que el mercado único digital funcione para sus consumidores, no hay razón para que los jugadores en línea que viven en un país miembro estén menos protegidos que los que viven en el mundo", concluye.


 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner