Florida Se Quedará Sin Una Nueva Ley De Juego

El proyecto de Ley de Juego para el estado de Florida para la Sesión Legislativa de 2019 está muerto, de acuerdo a varias fuentes conocedoras de las negociaciones que coincidieron en que la iniciativa no se concretará.

"Yo diría que está 99% muerto", dijo un legislador que estaba familiarizado con las conversaciones, pero que no estaba autorizado para hablar al respecto.

Un segundo legislador, con conocimiento directo de las negociaciones con los variados intereses de juego del estado en las últimas semanas, confirmó que "la información es precisa".

Un representante de la Tribu Seminole, que tampoco estaba autorizado para hacer comentarios sobre el tema, dijo: "No hemos sido activados, así que, ¿qué te dice eso?"

Una portavoz del presidente del Senado, Bill Galvano, un republicano de Bradenton, declinó hacer comentarios.

Cuando se le preguntó después de la sesión del lunes si el proyecto de ley del juego estaba muerto, el presidente de la Cámara de Representantes, José Oliva, respondió: "Como de costumbre".

"El juego es un tema integral, y creo que para cuando se llegó a un acuerdo, fue un poco tarde en la Sesión, por lo que tendremos que retomarlo el próximo año", dijo el republicano de Miami Lakes. La Cámara de Representantes siempre estuvo en contra de cualquier cosa que parezca una expansión del juego, informa floridapolitics.com.

Cuando se presionó para obtener detalles sobre lo que sucedió en el sur, Oliva dijo: "Solo vimos un resumen (de las negociaciones). Creo que algunos de los acuerdos fueron sobre qué tipos de juegos podrían permitirse dentro de la Tribu y se habló de deportes (apuestas)".

"Creo que simplemente nos quedamos sin tiempo", agregó. "Estamos comenzando a reunirnos con las partes interesadas nuevamente para comprender realmente cómo se verá el próximo año si regresa, pero es demasiado pronto para decirlo".

Oliva también dijo que su "preferencia" sería no tener una Sesión Especial sobre el tema del juego este año.

Lo que impulsó la necesidad de un proyecto es la posible pérdida de ingresos de la Tribu Seminole.

Los Seminoles habían continuado pagando su parte de los ingresos de los juegos de casino cada mes (U$S 19,5 millones, con pagos ocasionales o pagos en efectivo), pero los legisladores no contaron ese dinero en sus presupuestos propuestos para el 2019-2020.

A finales de mayo se termina un acuerdo para que la Tribu Seminole siga pagando a pesar del derecho legal de cortar el flujo de efectivo.

Cuando se le preguntó si la Tribu dejaría de pagar, Gary Bitner, un portavoz de los seminoles desde hace mucho tiempo, dijo en un mensaje de texto: "Sin comentarios esta noche".

El senador Wilton Simpson, un republicano de Trilby que sucederá a Galvano como presidente del Senado en 2020-22, fue acusado de negociar un gran acuerdo legislativo sobre apuestas, que habría incluido un acuerdo renovado de reparto de ingresos con la Tribu.

Según se informó, las discusiones incluyeron permitir que la Tribu agregue dados y ruleta, mientras que les da a los operdores pari-mutuels la posibilidad de ofrecer apuestas deportivas. Se habría gestionado a través de la Tribu para evitar una nueva prohibición constitucional sobre el juego ampliado.

Pero, al parecer, la Tribu Seminole tampoco se retractó de su deseo de deshacerse de los juegos de jugadores designados para las pistas de carreras hípicas, un híbrido de póker-blackjack que demostró ser lucrativo para los salones de juego de cartas.

La Tribu se lamentó durante mucho tiempo de que los juegos se parecen mucho al blackjack, por lo que la Tribu le paga al estado los derechos exclusivos para ofrecerlo en sus casinos con la marca Hard Rock.

Esa queja dio lugar a una demanda federal que ganó la Tribu, lo que les permitió continuar ofreciendo blackjack sin tener que pagar al estado. La tribu estuvo pagando, sin embargo, en una muestra de buena fe.

 


 

 

Fuente:floridapolitics.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner