Multan A Wynn Resorts Por 35 Millones De Dólares

El ente regulador del estado de Massachusetts impuso al operador estadounidense de casinos y hoteles Wynn Resorts una multa de 35 millones de dólares, pero le permitieron a la compañía mantener su licencia de casino y abrir su complejo en el área de Boston según lo planeado, luego de que los ejecutivos no divulgaran años de acusaciones por conducta sexual indebida contra el fundador de la compañía, Steve Wynn.

La Comisión de Juego de Massachusetts también multó al CEO Matthew Maddox con U$S 500.000 por su "clara incapacidad" para investigar al menos una queja por mala conducta y exigió que la compañía, que también posee propiedades en Las Vegas y Macao, esté sujeta a revisión por parte de una empresa independiente seleccionada por el estado.

La comisión, en su decisión de 54 páginas, dijo que estaba "preocupada por las fallas sistémicas y la cultura generalizada de no divulgación" que descubrieron sus investigadores, pero finalmente determinó que la evidencia "no alcanza el nivel" de revocar la licencia de la compañía o otros cambios importantes.

"Si bien la Compañía ha hecho grandes avances en la modificación de ese sistema, esta Comisión sigue preocupada por las fallas y deficiencias pasadas", se lee en la decisión. "Teniendo en cuenta nuestros hallazgos, a la comunidad ahora le interesa que el titular de la licencia de juego avance para establecer y mantener un establecimiento de juego exitoso en Massachusetts".

La compañía dijo en un comunicado que está revisando la decisión y considerando sus próximos pasos.

Steve Wynn negó las afirmaciones y dijo que sus relaciones con las empleadas habían sido consensuales. Renunció como CEO el año pasado después de que el Wall Street Journal informó por primera vez sobre las acusaciones.

Los reguladores de Nevada, luego de una investigación similar a la de Massachusetts a principios de este año, impusieron una multa de U$S 20 millones a la compañía, pero también le permitieron conservar su licencia de casino en ese estado.

La decisión tan esperada despeja efectivamente el camino para la apertura en junio, del resort Encore Boston Harbor en Everett con una inversión de 2.600 millones de dólares. La comisión de este mes publicó un informe de investigación de más de 200 páginas, celebró tres días de audiencias públicas y deliberó durante casi cuatro semanas, sobre lo que los funcionarios de la empresa sabían y hacían sobre las denuncias por acoso sexual.

Los reguladores de ambos estados se enfocaron en el tiempo que los funcionarios de la compañía conocían las acusaciones y la forma en que respondían, en lugar de la verdad detrás de las reclamaciones.

En Massachusetts, los investigadores de juego descubrieron que los funcionarios de la compañía estaban al
tanto de muchas de las acusaciones, pero no informaron a los investigadores internos ni tomaron otras medidas estipuladas en las políticas de acoso sexual de la compañía.

También encontraron que los funcionarios de Wynn no revelaron los acuerdos pagados a los acusadores de Steve Wynn durante su solicitud inicial de una licencia de casino. Entre ellos se encontraban U$S 7,5 millones que Steve Wynn pagó personalmente en 2005 a una ex empleada de un salón de belleza que alegó que se habría quedado embarazada después de que Wynn la violó.

Wynn Resorts argumentó que la compañía cambió fundamentalmente desde el escándalo.

Todos los altos ejecutivos que cubrieron activamente o no actuaron en base a las acusaciones fueron despedidos. La junta directiva tuvo una infusión de nuevos miembros, incluidas tres mujeres, y se instituyeron nuevas políticas por conducta sexual inapropiada, como la creación de un panel de supervisión para revisar los reclamos de acoso sexual, liderado por un ex comisionado de policía de Boston.

Pero los miembros de la Comisión de Juego, durante sus audiencias de abril, dirigieron preguntas directas a Maddox, quien está en la compañía desde su fundación y es un aliado cercano de Steve Wynn.

Los miembros de la comisión criticaron a Maddox por autorizar el espionaje de empleados nombrados en la historia de The Wall Street Journal, pero no investigaron realmente las denuncias de conducta sexual inapropiada. Y, cuando los miembros de la comisión les pidieron que nombraran al menos una de las nuevas políticas de acoso sexual de la compañía, Maddox no pudo hacerlo.

Maddox reconoció que debería haber informado a los reguladores sobre las acusaciones a principios de 2018, ya que los funcionarios de la compañía estaban al tanto de los informes de The Wall Street Journal semanas antes de la publicación.

También declaró que había estado al tanto de un acuerdo en 2008 como el entonces director financiero de la compañía, pero sostuvo que le dijeron que el pago era para ayudar a un empleado con dificultades financieras.

Maddox dijo a los reguladores que también estaba al tanto de al menos una de las quejas de las trabajadoras del spa en Wynn Las Vegas, sobre la conducta de Steve Wynn durante sesiones de masajes. Como presidente de la compañía en ese momento, expresó que le dijo al entonces presidente del casino que le dijera a Steve Wynn que suspendiera ese comportamiento.


 

 

Fuente:www.apnews.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner