Trabajadores De Hipódromo Protestan Contra Activistas

Los trabajadores del hipódromo californiano de Santa Anita, protestaron contra el pedido de los activistas que piden la suspensión de las carreras en ese recinto, luego de que en los últimos meses 29 caballos fallecieron. Con solo tres días más de competencias en la temporada regular de este año, el hipódromo sigue siendo objeto de críticas y presión.

Las amenazas de estos activistas están causando preocupación entre los empleados del hipódromo porque temen quedarse sin empleo si llegara a cerrar.

Por lo general las personas que trabajan en Santa Anita, que incluyen jinetes, entrenadores, los que cuidan los establos, se han mantenido callados, pero el jueves los empleados alzaron sus voces para decir como serian afectados si las carreras se llegaran a cancelar.

Hay aproximadamente 3.000 empleados, cuyo único sostén es su trabajo, y que enviaron un mensaje a aquellos que piden que se elimine las carreras por completo.

"Soy madre soltera y necesito mi trabajo porque de ahí depende mi familia, mis hijos, mis hermanos, mi madre y toda mi familia", dijo Dora Cristina Alvarez, paseadora de caballos.

Anteriormente el hipódromo fue escena de manifestaciones por parte de activistas que quieren que se suspenda este espectáculo, ya que murieron 29 caballos a lo que va de esta temporada, algo que los trabajadores aseguran es triste, pero desafortunadamente es parte del negocio.

"Se siente muy triste [la muerte de los caballos] y le dan ganas a uno de llorar, porque se mira feo, es muy triste", dijo Álvaro Alvarez, trabajador en Santa Anita.

Ante esto los trabajadores del hipódromo señalaron el apoyo de inspeccionar la pista, cambios en revisión veterinaria y medicamentos para cada animal que va a competir, pues su enfoque es el bienestar de los caballos.

"Hay caballos que se lastiman, desgraciadamente, pues también nosotros sentimos muy duro cuando eso pasa. No queremos que cierren aquí porque es parte de nuestra vida", dijo Roberto Ramos, jinete de Santa Anita.

Por su parte los activistas de PETA (People for Ethical Treatment for Animals) dijo en un comunicado que si las muertes de caballos continúan, las probabilidades son muy pocas de que estos trabajadores conserven su empleo.

"Imagínese usted qué pasaría si todos nos quedamos sin trabajo, vamos a andar en la calle pidiendo trabajo cuando ahorita está muy dura la vida aquí", dijo Domingo Ramírez, jinete entrenador.

Las siguientes carreras en Santa Anita, de interés nacional, se llevará a cabo el 1 y 2 de noviembre venideros.


 

 

Fuente:www.telemundo52.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner