EE.UU: Lavaban Dinero De Apuestas Ilegales Con La Venta De Autos

Texas siempre fue conocido en los Estados Unidos como el estado donde todo es más grande. Esto es cierto para prácticamente cualquier cosa en esa región, incluidos los juegos deportivos ilegales. Tres miembros de la misma familia de Texas acaban de declararse culpables ante un tribunal federal, después de haber sido arrestados por dirigir una de las operaciones ilegales más grandes en el estado y en el país.

Los tres, Larry Tillery, su esposa Judy Kay y su hijo Brian, lograron mantener su empresa ilegal en funcionamiento durante 30 años sin ser atrapados. Mantuvieron su actividad ilícita en secreto con la ayuda de su negocio familiar, el concesionario de automóviles Daylight Motors, para lavar fondos de su actividad. Según informes del Departamento de Justicia ese concesionario ayudó a procesar hasta 52 millones de dólares en apuestas ilegales de 2011 a 2016.

Después de que las operaciones vinculadas a la actividad ilícita comenzaron a desmoronarse, el trío fue detenido y acusado de varios delitos. En comparecencia ante un juez el martes pasado, el patriarca de 69 años y su hijo admitieron sus delitos y se declararon culpables de evasión de impuestos y ganancias monetarias ilegales. Judy, de 62 años, se declaró culpable de manipular transacciones financieras para facilitar el ocultamiento de las ganancias ante las autoridades fiscales.

Todo comenzó a debilitarse en 2014 cuando un agente encubierto involucrado en otra operación ilegal, recibió una sugerencia de que Larry Tillery era el hombre que había que ver para los juegos de azar de alto riesgo en Beaumont, Texas. Según informes, al agente se le dijo que podía realizar apuestas de hasta U$S 100.000 en eventos deportivos, y eso llevó a una investigación formal que incluía vigilancia y escuchas telefónicas. En febrero de 2017, los agentes de la
ley arrestaron al matrimonio.

Según el fiscal federal Joseph Brown, "los Tillerys ignoraron las leyes de juego estatales y federales y se beneficiaron enormemente de una empresa criminal. Tenemos la intención de cobrar cada parte del dinero,y esperamos que la sentencia de Larry Tillery en la prisión envíe un mensaje a quienes se benefician con la creación de apuestas ilegales".

Al llegar a un acuerdo con los fiscales, es probable que los Tillerys aún se encuentren en la cárcel, pero su sentencia se llevará a cabo en una fecha posterior. Larry Tillery enfrenta hasta diez años en una celda federal, mientras que su esposa y su hijo podrían recibir hasta cinco años cada uno. También tienen que pagar U$S 32 millones, además de los U$S 1.7 millones en efectivo que fueron confiscados durante la investigación.

Chip Lewis, el abogado de la familia, dijo en un comunicado después de que la emprendedora Tillerys compareciera ante el juez: "Hoy es el último paso en los esfuerzos del Tillery para manejar su negocio con el IRS (Internal Revenue Service - Oficina Impositiva). La familia Tillery aprecia sinceramente el amor y el apoyo abrumadores que ofrecen tantas personas buenas en el sureste de Texas. He manejado bastantes casos y nunca me he encontrado con un hombre más querido. La amabilidad y generosidad del Sr. Tillery ha beneficiado a innumerables personas en esta comunidad".


 

 

Fuente:calvinayre.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner