Trump Sugiere Candidato Para La Comisión De Juegos Indígenas

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, es la persona que tiene la facultad de recomendar a la próxima persona que estará al frente de la Comisión Nacional de Juegos Indígenas (NIGC- National Indian Gaming Commission), luego de que a fines de abril se anunció que el titular de ese organismo, Jonodev Osceola Chaudhuri, se convertiría en embajador de la Nación Muscogee (Creek) y presidiría la Indian Law & Policy Group en Washington, D.C.

La persona sugerida por Trump es un individuo descrito como un "feroz" defensor de las tribus nativas en el país y debe ser además confirmado por el Senado.

Trump recomienda a E. Sequoyah Simermeyer, miembro de la tribu Coharie, quien fue comisionado asociado de NIGC durante los últimos cuatro años y cuenta con una amplia experiencia. Simermeyer fue nominado al comienzo de su carrera como consejero y jefe de personal adjunto del Subsecretario de Asuntos Indígenas, y también se desempeñó como asesor del Comité del Senado para Asuntos Indígenas.

David Bernhardt, el Secretario del Interior de los Estados Unidos, es quien pone su peso detrás de la elección de Trump, y dijo en una declaración que Simermeyer "es el candidato ideal ... Insto al Congreso a que lo confirme rápidamente". Cabe destacar que la NIGC es parte del Departamento del Interior estadounidense.

El NIGC maneja una serie de problemas tribales, y en ocasiones no tribales. El presidente de la comisión tiene la
autoridad para emitir multas, como la de abril pasado contra los indios de St. Croix Chippewa en Wisconsin, así como aprobar las regulaciones del juego. Actualmente dirige 512 establecimientos de juego tribales en 29 estados. Cuenta con 114 empleados que trabajan en siete oficinas regionales. Su presupuesto operativo proviene de las operaciones de juego tribales y, en el año fiscal más reciente, fue de alrededor de U$S 25 millones.

Chaudhuri se alejó del cargo, y Simermeyer podría estar entrando, en un momento difícil para la NIGC. La disolución de la Ley de Protección Deportiva Profesional y Amateur de 1992 (PASPA) por parte de la Corte Suprema el año pasado, generó una ola de apuestas deportivas legalizadas en todo el país. Las tribus en muchos estados mantuvieron un control virtualmente completo sobre las operaciones de juego de esos estados, y esto podría ser -y ya lo es-, desafiado en los tribunales por los estados y los operadores de casinos comerciales.


 

 

Fuente:calvinayre.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner