Demandan A Casino Por Retener Premios De Los Jugadores

Una demanda colectiva presentada el lunes en el Tribunal Superior del Condado de Middlesex afirma que el recientemente inaugurado casino Encore Boston Harbor, retuvo dinero a los clientes que lograron ganancias en el blackjack y en las máquinas tragamonedas, violando las normas y regulaciones estatales de juego.

La demanda, presentada en nombre de A. Richard Schuster de Nueva York, afirma que Encore hizo que el visitante jugara según las reglas tradicionales del blackjack, donde las ganancias deberían pagarse con cuotas de 3 a 2, pero solo se pagaron sus ganancias con cuotas de 6 a 5, que normalmente se reservan para un estilo diferente de blackjack.

Cuando un jugador recibe un "blackjack" o dos cartas que suman 21, alguien que juegue al blackjack tradicional y que apuesta U$S 50 debería ganar U$S 75. Según la "variación de 6 a 5", esa persona ganaría U$S 60.

Schuster también alega que el casino retuvo el dinero de los jugadores en una máquina tragamonedas, redondeando todo al dólar cuando un jugador cobra su dinero.

La demanda alega que Encore "pagó a sus clientes probabilidades de 6 a 5 cuando un jugador recibe un 'blackjack,' cuando la ley de Massachusetts establece de manera clara e inequívoca que un jugador que recibe un 'blackjack' debe recibir pagos de 3 a 2".

De acuerdo con las reglas del juego de Massachusetts, las apuestas ganadoras pagan 1 a 1 a menos que el jugador reciba un "blackjack", en cuyo caso las apuestas ganadoras se pagan con una probabilidad de 3 a 2 para el blackjack estándar o las probabilidades de 6 a 5 para la " variación 6 a 5 de blackjack", que es 1,2 veces la apuesta original. Las probabilidades generalmente se anuncian en cada mesa.

El portavoz de Wynn Resorts, Michael Weaver, dijo en un comunicado que "Encore Boston Harbor sigue las regulaciones de la Comisión de Juego de Massachusetts para pagos de blackjack".

En una declaración al medio MassLive, la Comisión de Juego dijo: "Estamos al tanto de la demanda y estamos revisando su contenido para determinar los próximos pasos".

Schuster visitó el casino Everett el jueves pasado y jugó varios juegos de mesa, incluido el blackjack, de acuerdo con la demanda. Afirmó que jugó en mesas en el piso principal que deberían haber pagado las ganancias con probabilidades de 3 a 2, pero solo recibieron ganancias con probabilidades de 6 a 5 después de recibir varios blackjacks.

Schuster también afirmó que jugó a las máquinas tragamonedas y que solo recibió pagos en dólares enteros, cuando intentó canjear sus boletos con el saldo que se le debía.

La demanda describe varias diferencias entre el blackjack tradicional y la variación: el blackjack "de 6 a 5" se juega normalmente con una única baraja o dos mazos apilados, mientras que el blackjack estándar puede involucrar hasta ocho mazos de naipes.

El demandante también argumenta que el blackjack estándar requiere que un croupier entregue las cartas boca arriba sin
permitir que los jugadores toquen las cartas, mientras que la variación involucra más mazos y tiene las cartas repartidas boca abajo, dejando que el jugador recoja las cartas.

Las reglas del juego en el sitio web de la Comisión sí describen un procedimiento por separado para la "variación de 6 a 5 blackjack". Las reglas establecen que cada jugador recibirá dos cartas boca abajo y que cada jugador puede usar una mano para "recoger y evaluar el juego". Dos cartas repartidas a él o ella".

No está claro si la mesa que jugó Schuster enumeró las probabilidades como 6 a 5 o 3 a 2. La demanda no dio más detalles sobre la señalización en la mesa donde participó.

Esas diferencias en las probabilidades pueden parecer pequeñas, pero pueden llevar a diferencias importantes en el pago. La demanda estima que, si los jugadores pierden, podrían perder un estimado de U$S 35,60 por hora en las apuestas de U$S 50. Ese número podría sumar hasta U$S 85.440 por día y U$S 30 millones por año en las 20 mesas del Encore.

Y eso es solo por U$S 50, en un casino conocido por atraer a grandes apostadores, que podrían apostar cientos o miles de dólares en un juego.

Cuando los jugadores de tragamonedas cobran, se imprime un registro de sus ganancias en un boleto que debe canjearse en una máquina. Schuster afirmó que las máquinas solo pagan montos completos en dólares, acusando a Encore de redondear y embolsarse cualquier cambio restante pertenece al jugador.

Otros visitantes del Encore que jugaron a las máquinas tragamonedas dijeron que les pagaron montos enteros en dólares, pero que recibieron un cupón por el cambio restante que necesitaría ser canjeado en otra parte del casino. Bill Dorazio Sr., un residente de North Tewksbury que juegó en las tragamonedas varias veces, comentó al medio MassLive que "no ha tenido ningún problema". Otro visitante dijo que nunca tuvo problemas para obtener la cantidad completa canjeada.

Wynn Resorts vio sus altas y bajas en el año anterior a la apertura del casino que tuvo una inversión de U$S 2.600 millones, luego de la renuncia del fundador Steve Wynn, en medio de acusaciones de conducta sexual inapropiada. Después de un largo proceso de idoneidad, Encore recibió una multa de U$S 35 millones, pero finalmente se le permitió conservar su licencia de casino.

Encore abrió el 23 de junio pasado. El casino de Everett generó U$S 16.7 millones en ingresos brutos de juego en su primera semana, según el informe de ingresos mensuales de la Comisión de Juego. Los juegos de mesa generaron U$S 7,6 millones, casi la mitad de los ingresos totales, y los restantes U$S 9,1 millones provinieron de las tragamonedas.


 

 

Fuente:www.bizjournals.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner