Legislación Laxa De Casinos Asiáticos Favorece El Lavado De Activos

De acuerdo a un reciente estudio publicado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), la débil aplicación de la ley y la laxa regulación dentro del sector de los casinos del sudeste asiático, ofrece a las organizaciones criminales un canal idóneo para el lavado de ganancias ilícitas, incluidas las provenientes del narcotráfico.

El estudio denominado "Delincuencia organizada transnacional en el sudeste asiático: evolución, crecimiento e impacto 2019", se publicó hoy, e intenta analizar lo que denominó patrones de crimen organizado en el sudeste asiático y los desafíos planteados a la región por la corrupción y el lavado de dinero. Sugiere que el ritmo al que crecían esos delitos en el sudeste asiático superaba la capacidad de las autoridades locales para contrarrestarlos.

El estudio de la ONU destaca que a partir de enero de 2019, había 230 casinos con licencia en el sudeste asiático, incluyendo 150 en Camboya, 67 en Filipinas y cinco en total en Laos y Myanmar. El estudio observó en particular el reciente aumento en el número de casinos con licencia en Camboya, que albergaba solo 57 de estos lugares en 2014. El estudio no aclaró si contaba en los salones de máquinas tragamonedas y los salones de video streaming de juegos de mesa bajo el título "casinos".

"Muchos de estos casinos surgieron después de una ofensiva contra las actividades de lavado de dinero en Macao, China, en 2014, lo que generó la preocupación de que se haya producido un desplazamiento de actividades delictivas asociadas con los casinos en el sudeste asiático, especialmente en las jurisdicciones en la región del Mekong que carece de supervisión regulatoria y capacidad de aplicación", señala el informe.

El estudio, emitido a través de la Oficina Regional de la ONU para el Sudeste Asiático y el Pacífico, en Bangkok, Tailandia, destacó los "informes crecientes" de los casinos en el sudeste asiático "con vínculos probados o presuntos vínculos" con el crimen organizado y el lavado de dinero.

"Las ganancias se han expandido y el dinero ilícito se está moviendo cada vez más a través de la industria de los casinos regionales y otras grandes empresas de flujo de efectivo", dijo el representante regional de UNODC, Jeremy Douglas. Agregó que "el sudeste asiático tiene un problema de crimen
organizado, y es hora de unir soluciones para enfrentar las condiciones que han permitido que las empresas ilícitas crezcan, y asegurar y cooperar a lo largo de las fronteras".

Casinos en la región de Mekong fueron mencionados en el estudio que señala que tales negocios de juego operaban "ilegalmente o casi legalmente" en áreas que están "caracterizadas por una gobernabilidad deficiente e inestabilidad política". Esos lugares, según se dice operan las 24 horas del día, ofrecieron varios servicios financieros que iban desde "divisas" a "emisión de cheques".

"A través de estos casinos poco regulados o totalmente no regulados, los intermediarios externos conocidos como operadores junket, que financian a grandes apostadores, pueden ocultar la identidad y las actividades de los jugadores importantes", afirma el estudio de la ONU.

El estudio también identifica ciertas zonas económicas especiales en Laos y Myanmar como centros de juego que sirvieron como "nodos clave" en el comercio ilícito de drogas, materiales precursores de estupefacientes y productos de la vida silvestre.

El informe menciona en particular el complejo de casino Kings Romans, ubicado en la zona económica especial del Triángulo de Oro en Laos. La sede fue sancionada por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos en enero de 2018 por supuestos vínculos con el "lavado de dinero", el "almacenamiento y distribución de metanfetamina, heroína y otras drogas para redes de tráfico" y el "tráfico de vida silvestre, madera y gente".

"En el resto del sudeste asiático, los casinos en Camboya habían sido identificados como lugares para "el contrabando de efectivo a granel y el lavado de los ingresos del crimen organizado", de acuerdo al documento de la ONU.

El estudio instó a los gobiernos del sudeste asiático a desarrollar "marcos regulatorios y de cumplimiento adecuados" para interrumpir el lavado de dinero, lo que según la ONU fue facilitado en parte por los casinos.


 

 

Fuente:www.ggrasia.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner