Aumentaron 52% Los Casos De Adicciones Sin Sustancias

Siete de cada diez personas atendidas por la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente de España (UNAD) en 2018 fueron policonsumidoras. Las sustancias más demandadas fueron la cocaína y el alcohol, no obstante "la nueva droga de este siglo XXI son las adicciones sin sustancias", destacó el presidente de ese organismo, Luciano Poyato.

En concreto, las tragamonedas son la adiccion más frecuente entre casi la mitad de las personas atendidas. El 62% de las mujeres demandaron tratamiento por adicción al bingo y el 52% de los hombres atendidos, por adicción a las apuestas deportivas.

Los datos surgen del informe anual presentado hoy, que realizó la UNAD con la colaboración del Colegio de Sociólogos sobre las personas atendidas en el pasado año 2018. Es el mayor estudio en este ámbito ya que la muestra contó con más de 48.000 personas antendidas por la red UNAD.

La organización ha establecido tres perfiles diferentes de personas atendidas: el de los que llevan varios años en tratamiento, quienes sufren una adicción sin sustancia y el de las personas que pidieron ayuda por primera vez en 2018.

En cuanto a las personas atendidas por las adicciones sin sustancias, la adicción online es la más frecuente por las apuestas deportivas. "La muestra de 1147 personas atendidas por adicciones sin sustancia es quizá bastante significativa (un 2,38% del total) porque nos está sucediendo lo mismo con la cocaína en los años aquellos que todo el mundo decía que consumía cocaína y no venían a los centros. Deberíamos de ver por qué no acuden a tratamiento las personas con graves problemas con adicción al juego y que están en una situación de vulnerabilidad", indicó Paco López y Segarra, coordinador del estudio.

"La tendencia la tenemos muy clara y son las adicciones sin sustancia. La heroína tuvo su tiempo en los años 70 y 80, la cocaína y otros estimulantes mandaron hasta el 2010 y a partir de ese momento comenzaron las adicciones sin sustancia, y sobre todo el juego", comentó el coordinador del estudio, Francisco López.

Las máquinas tragamonedas suponen aún la adicción más frecuente de entre casi la mitad de las personas atendidas (46 % en hombres sobre todo juegan en el bar y el 53 % en
mujeres, y más en el bingo), aunque la tendencia es la del juego "online", según los profesionales.

Más del 50 % de los hombres con adicciones sin sustancia demandó tratamiento por las apuestas deportivas, y en el caso de las mujeres por adicción al bingo (62%), y tanto unos como otras coinciden en que son consumidores de alcohol.

En la adicción al juego, según el sociólogo, está ocurriendo lo que ocurría hace años con la cocaína, cuando las personas adictas no reconocían que la consumían y se producía el denominado "silencio clínico", de acuerdo a los profesionales.

El 26% de los adictos por las adicciones sin sustancias varía entre los 34 y los 41 años y el 23% se encuentra entre los 26 y 33 años. El 11% de ellos eran menores de edad. En este último caso, "los menores que no pueden jugar lo hacen estafando a sus padres, utilizan su documentación. Siempre ha habido ludopatías pero están aumentando porque se han hecho más accesibles a través del móvil e internet", aseguró Felisa Pérez, delegada de la red en Cataluña.

En relación con las cifras de 2017, este tipo de adicciones crecieron. Las nuevas, es decir las de 2018, suponen un 65% del total. Pérez explica que este incremento puede deberse a que se ofrecen tratamientos para estas adicciones. "Estamos convencidos de que la demanda no es en función de la cantidad que hay, sino de los servicios ofrecidos, por lo que son necesarios más servicios de este tipo".

El perfil de estos adictos depende del género. Las mujeres tienen hijos a su cargo y la vivienda siempre es de propiedad de algun familiar. En cuanto a los hombres, aunque los tengan no poseen la custodia. Muchos de ellos, tanto mujeres como hombres, suelen tener créditos que no saben como afrontar. En definitiva, la delegada de la red en Cataluña define la "complicada" situación como "un pez que se muerde la cola".


 

 

Fuente:www.20minutos.es y www.abc.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner