Filipinas Evaluará Impacto Económico Si Se Elimina El Juego Online

El organismo antilavado de dinero de Filipinas está estudiando el alcance de la industria del juego online del país, para determinar el impacto en la economía si deja de funcionar esta modalidad de juego, dijo hoy el presidente de ese ente, Benjamin Diokno.

Diokno, quien es gobernador de Bangko Sentral ng Pilipinas (BSP) y jefe del Consejo contra el lavado de dinero, ordenó al organismo y al equipo de estabilidad financiera del banco central que "le den sentido a este juego en línea".

"¿Y si de repente deciden empacar y partir? ¿Cuál será el impacto de eso en el sector inmobiliario, también en la industria alimentaria, los restaurantes? Esto es parte de mi trabajo como gobernador de BSP", dijo Diokno en un foro económico este martes.

Las compañías de juegos de azar en línea, conocidas como operadores de juegos de azar en el extranjero filipinos (POGO), son cosnideradas como una gran ayuda para la economía local, atrayendo a muchos visitantes de China que trabajan en ellas, alimentando la demanda de propiedades y el gasto minorista.

Los POGO, que impiden que los filipinos jueguen, contribuyen a las arcas nacionales a través de las tarifas que pagan por sus licencias apra operar.

Oficialmente, hay 60 POGO en actividad, pero los críticos dicen que subestima enormemente el número, ya que la
industria es opaca y su escala es dificil de medir.

China instó a Filipinas a prohibir los juegos online para apoyar su represión contra los juegos de azar transfronterizos, que dijo que los delincuentes extranjeros habían utilizado para malversar y lavar fondos, así como para reclutar trabajadores ilegalmente.

Cuando se le preguntó a Diokno si creía que las empresas de juegos de azar en línea estaban siendo utilizadas como conductos de lavado de dinero, respondió "no necesariamente".

El regulador filipino de juegos dejóp de emitir licencias a las empresas de juegos online, y los legisladores y algunos ministros pidieron controles más estrictos sobre los visitantes chinos, alegando que muchos son trabajadores ilegales cuya presencia plantea preocupaciones de seguridad.

El secretario de Planificación Económica, Ernesto Pernia, dijo en el foro de hoy que el gobierno probablemente debería regular dónde se instalan los POGO porque hay "sobreconstrucción de oficinas y condominios" dentro y alrededor de la capital.


 

 

Fuente:www.reuters.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner