Por Cuarto Año Consecutivo Sube La Recaudación De La ONCE

La Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) volvió a superar en 2018 la barrera de los 2.000 millones de euros recaudados por sus sorteos de lotería, algo que no conseguía desde 2008.

La facturación en el ejercicio pasado alcanzó los 2.162 millones de euros, un 8,4% más que en 2017, como muestran sus cuentas depositadas en el Registro Mercantil. De esa cantidad, casi la totalidad corresponde a la recaudación por sus distintos sorteos, en concreto 2.160 millones, mientras que cerca de 1,5 millones corresponden a la prestación de servicios.

Es el cuarto año consecutivo de crecimiento para la organización, que destaca la "estrategia de diversificación de productos y canales", de la mano de la "modernización" de su estructura como los motivos que explicaron el crecimiento en el área de juegos, donde engloba todos los sorteos que organiza.

Estos se dividen en tres categorías: el Cupón de la ONCE, su producto estrella, en el que engloba el cupón diario, el Cuponazo, el Sueldazo y otros sorteos excepcionales; la lotería instantánea, es decir, los rascas; y lo que llama juego activo, donde se engloban productos como el Euro JackPot, el Super Once o el Triplex.

Los rascas son los que mayor crecimiento están experimentando. En 2018 generaron 622,3 millones en ingresos, un 31,6% más, mientras que la modalidad de juego activo mejoró un 29,7%, hasta 215,6 millones.

Alternativas con las que la ONCE ha compensado el declive progresivo que ha experimentado su producto estrella, el Cupón. Sus ventas bajaron en 2018 un 2,2%, hasta 1.333 millones, una constante que ha seguido en los últimos 11 ejercicios sin excepción. Entre 2008 y 2018, este tipo de sorteos han reducido sus ventas un 30%, según los datos consultados en la herramienta Insight View. En los últimos cinco años la contracción ha sido del 5,7%. "Se han conseguido minimizar las caídas del juego pasivo [los cupones] y consolidar los crecimientos en (...) lotería
instantánea y juego activo", reza su informe de gestión.

La organización también diversifica los canales de venta, aunque son los quioscos los que siguen generando la gran mayoría de las ventas: 1.960 millones en 2018. La organización detalla que invirtió más de tres millones en la compra de 249 nuevos puestos de venta, y tiene el compromiso de destinar otros 8,5 millones entre 2019 y 2021 para adquirir 579 más.

Por otra parte, el canal que más crece es el online, con unos ingresos de 34,6 millones, un 45,% más que en 2017. Con respecto a 2016 el crecimiento ha sido del 100%. Completa el mapa la venta en estancos, supermercados o red de Correos,que creció un 25% hasta 166,4 millones. En paralelo, recibió 3,3 millones en subvenciones públicas.

En el lado de los gastos, la ONCE repartió 1.160 millones en premios, un 12% más, lo que representa el 53% de los ingresos totales. Descontados gastos del personal vendedor y otras comisiones, el margen directo de juego, lo que ingresó de forma neta por los sorteos, fueron 480,4 millones, un 22,2% del total.

Según refleja su memoria financiera, el 22,5% de los ingresos totales los destina a retribuciones y cargas sociales. A 31 de diciembre, la organización contaba con una plantilla de 22.412 personas, de las que el 87,75% tenía algún tipo de discapacidad.

El 7,3% de su cifra de negocios la destina a programas sociales para sus casi 72.000 afiliados y el 3,1% se transfiere a la Fundación ONCE. Además, la organización destinó 48,7 millones a publicidad.

Descontados el resto de gastos, el ejercicio se saldó con un beneficio de 41 millones, un 33% por encima del registrado en 2017, y que destinó íntegramente a reservas. Para 2019 la ONCE presupuesta unas ventas de sus loterías de 2.175 millones, un 7% más.


 

 

Fuente:cincodias.elpais.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner