Navarra Suspende Por 6 Meses Licencias Para Nuevas Salas De Juego

El Gobierno de la comunidad autónoma española de Navarra adoptó hoy un acuerdo por el que suspende durante seis meses la concesión de autorizaciones para abrir nuevos establecimientos de apuestas, salones de juego y bingos en esa región.

Así lo dio a conocer el portavoz del Ejecutivo, Javier Remírez, quien manifestó la "creciente preocupación social" que está generando la expansión del sector del juego en Navarra y sus nuevas modalidades. "Lo que tiene que primar es el interés general en forma de salud pública", dijo.

El Gobierno de Navarra puso en marcha recientemente un grupo de trabajo interdepartamental que está estudiando cambios en la normativa que regula el juego en la Comunidad foral. El Ejecutivo se encuentra inmerso en un estudio general del sector con la finalidad de llegar a la adopción de medidas generales que velen por "el equilibrio de los intereses de las partes, dentro de un marco de libertad de empresa y la protección de los derechos relacionados con la salud pública". Se quiere poner especial atención en la prevención de la ludopatía y en la protección de los menores y colectivos vulnerables.

En el marco de las conclusiones que se extraigan del análisis que está llevando a cabo el Ejecutivo foral, se podrá barajar la adopción de medidas de limitación numérica de las autorizaciones. El objetivo del Gobierno es establecer un régimen normativo "homogéneo y equilibrado" en el que, en aras del principio de seguridad jurídica y de la prevalencia del interés público, todos las partes puedan considerar protegidos sus derechos y expectativas.

El Gobierno considera que, mientras se desarrolla esa labor de análisis y cambio normativo, resulta "imprescindible" proceder a la suspensión de la concesión de nuevas autorizaciones para la apertura de locales de apuestas, salones de juego y bingos, de forma que no afecte a la racionalización del sector durante el periodo de revisión, elaboración y modificación de la normativa.

En este contexto, el Parlamento foral creó una ponencia para abordar la regulación del juego en Navarra y para dar pasos preventivos que minimicen los riesgos que la adicción al juego conlleva. Según precisó el Ejecutivo, tendrá en cuenta las conclusiones que se acuerden en esta ponencia parlamentaria y estimó conveniente que la duración de la suspensión planteada coincida con el plazo fijado para el desarrollo de la citada ponencia parlamentaria, es decir, seis meses.

Igualmente, en este periodo de seis meses en el que no se concederán nuevas autorizaciones, se aportarán las conclusiones de los estudios realizados por la Administración foral y también las propuestas realizadas por los órganos consultivos del sector, entidades públicas y privadas involucradas en el ámbito del juego y sus consecuencias.

En la actualidad, en Navarra hay 50 salones de juego, 9 casas de apuestas y 3 salas de bingo. En total, 62 establecimientos. Pamplona y su Comarca albergan el 71% de los salones de juego, tiendas de apuestas y bingos presentes en la Comunidad foral. La capital navarra concentra la mayoría de estos locales, con un 53% del total. En concreto, Pamplona cuenta actualmente con 25 salones de juego, 6 locales de apuestas y 2 bingos. En el resto de localidades de la Comarca de Pamplona se concentran el 17, 74% de estos locales: 10 salones de juego y una casa
de apuestas.

La Ribera es otra de las zonas en las que han proliferado este tipo de establecimientos y aglutina el 19,35% del total. En la Ribera se contabilizan, actualmente, 9 salones de juego, 2 casas de apuestas y un bingo.

De los otros 6 salones de juego ubicados en Navarra, 3 se encuentran en Estella, mientras que Tafalla, Alsasua y Urdax cuentan con uno.

El Gobierno de Navarra dijo que es consciente de la "alarma social" que generó la proliferación de las casas de apuestas y nuevas formas de juego, y de la necesidad de impulsar medidas para prevenir conductas relacionadas con la adicción al juego y la ludopatía. En este contexto, detealló Remírez, la presidenta de Navarra, María Chivite, y él mismo se reunieron la semana pasada con una representación de la Asociación de Ludópatas de Navarra, Aralar.

Según datos de esta asociación, hay una demanda creciente en su asociación de personas que presentan adicción al juego y actualmente cuentan incluso con una lista de espera. Aralar ha detectado un cambio en el perfil de las personas afectadas. Actualmente, indican que el perfil tipo es el de un joven deportista y sano, menor de 30 años, y adicto a las apuestas deportivas.

El portavoz recordó que la normativa actual recoge cuestiones referentes a la distancia obligatoria que debe existir en el emplazamiento de los salones de juego o el control en la entrada a este tipo de locales.

La distancia obligatoria que debe existir entre los salones de juego está recogida en el Decreto Foral 181/1990, de 31 de julio, que indica que no podrá autorizarse la apertura de nuevos salones de juego cuando su emplazamiento diste menos de 400 metros de otro establecimiento de esta naturaleza que, en el momento en que se presente la solicitud de autorización de explotación del nuevo, haya solicitado ya dicha autorización o se encuentre en posesión de la misma.

Además, el control en la entrada a este tipo de locales está regulado por la Ley Foral 16/2006, de 14 de diciembre, del Juego. De esta manera, las empresas de juego que regentan casinos, bingos o tiendas de apuestas mantendrán bajo su responsabilidad un control de entrada con constancia de la identidad de las personas asistentes o jugadores online. En este tipo de locales, se prohíbe el acceso a los menores de edad, a las personas embriagadas y drogadas y a quienes tiene prohibido el acceso al juego por el Gobierno de Navarra, por alguna autoridad judicial o por alguna otra Administración Pública competente.

Por su parte, los salones de juego establecerán bajo su responsabilidad un control de entrada a dichas salas, que prohíba el acceso a los menores de edad y a las personas que se encuentren en estado de embriaguez o drogadicción.

En este sentido, a lo largo del 2019, la Policía Foral inició 8 expedientes sancionadores por juego de menores, de los que 7 finalizaron con reconocimiento de responsabilidad por parte del expedientado y uno está en curso.


 

 

Fuente:www.20minutos.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner