La Quiniela Deportiva Redujo Sus Pérdidas

La quiniela de pronosticos deportivos en España perdió el 65% de su recaudación en la última década, si bien ahora -en pleno boom de las casas de apuestas- logró reducir la elevada caída de los dos últimos años (en torno al 10% en cada curso). El dinero obtenido a través de la quiniela volvió a descender, pero solo un 3 por ciento. LaLiga y los clubes se beneficiaran de una partida 2,6 millones de euros superior a la del pasado curso, gracias a una menor retención para los Juegos del Mediterráneo.

Las recaudaciones por apuestas online en el último lustro no dejaron de crecer hasta rozar los 7.000 millones de euros en el primer trimestre de 2019. Una cifra que supera holgadamente los 5.500 millones de euros que desembolsaron los usuarios en el mismo periodo del pasado ejercicio.

El principal incentivo es el abanico de ofertas y promociones actuales, como bonos de bienvenida y un sinfín de posibilidades: decenas de deportes y distintos mercados (resultado, goles, saques de esquina, entre otros).

Una posibilidad que no otorga el juego deportivo más emblemático: la quiniela. El famoso 'pleno al 15' sufrió en los últimos años las consecuencias del online, aunque supo reinventarse y permitir su uso a través de internet. No obstante, cuenta con el déficit de la publicidad de las casas de apuestas. Las plataformas se metieroon en este negocio y están presentes en la mayoría de clubes de la Liga Santander como sponsors, así como en otro puñado de deportes. Al igual que en la televisión, donde recibe un importante espacio en los programas deportivos.

Este auge desmedido le pasó factura a la quiniela en sus cuentas. En diez años (2008-2018) perdió el 65% de su recaudación. Sólo de la temporada 2016/2017 a la temporada 2017/2018 los ingresos descendieron en más de 8,5 millones de euros. Un problema para LaLiga y los clubes
(principales beneficiarios de este tipo de apuestas), pese a que Tebas contribuyó en parte a este descenso al acabar con los horarios unificados de la Liga Santander.

Los partidos del viernes y el lunes quedan fuera de la quiniela y propician que en su lugar figuren otros envites de menor repercusión que trasladan un mayor desánimo a los apostantes. La otra problemática son los impuestos. La quiniela se puede jugar de forma online, pero tiene un impuesto del 20% para recaudaciones de más de 2.500 euros que, por el momento, no se da en las apuestas deportivas al uso.

Pese a todos estos contratiempos, la quiniela toma cierto aire. Su caída libre se repitió en el último curso, pero con una reducción notable. En la temporada 2016/2017 cayó en casi un 10% su recaudación, y en la 2017/2018 un 11,05%. Esta temporada, en cambio, el beneficio obtenido cayó en tan sólo un 3%.

Las cuentas otorgan casi 2,6 millones de euros por encima del curso pasado, debido a una menor retención para los Juegos del Mediterráneo. En total, según cuentas de LaLiga, la partida total es de casi casi 18 millones de euros.

De esta cantidad al fútbol le llega casi la mitad: 8,1 millones de euros. Los beneficiarios: los clubes y la LaLiga. Los equipos se repartirán el 60% de dicho montante, es decir, casi cinco millones de euros. El otro 40%, algo más de tres millones de euros, iría a parar directamente a las cuentas de LaLiga.


 

 

Fuente:www.merca2.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner