Más Impuestos Para Frenar Expansión De Casas De Juego

El presidente de la Junta de la comunidad autónoma española de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, transmitió su preocupación por la proliferación de las casas de apuestas en la región y se mostró partidario de poner freno a la expansión por vías como la fiscal, a través del aumento de sus impuestos. La reforma se plantea al comprobar que el decreto que se aprobó a comienzos de año, para fijar una distancia mínima entre estos locales y los centros educativos, no dio los resultados esperados.

A preguntas de los medios en Cáceres, expresó su deseo de frenar el aumento de estos locales en Extremadura por otras vías, tras la aprobación de la ley que establece distancias mínimas con centros utilizados por menores de edad.

"Fuimos de las primeras comunidades en legislar porque realmente nos preocupa, lo que pasa que hay gente que se ampara y escuda en la protección de las leyes, que llevaron su solicitud antes de que la ley estuviera aprobada y como la ley no puede ser retorcida nos encontramos con esta realidad", apuntó Fernández Vara.

El Gobierno regional lleva meses trabajando en esta propuesta, que podría pasar tanto por un aumento de las tasas actuales a apuestas (fijadas en un 10% de los ingresos) como en la creación de una nueva figura impositiva.

El Ejecutivo autonómico conoce la dificultad de crear nuevos
impuestos, como sucedió en su día con el gravamen sobre los depósitos bancarios y con la ecotasa. Por ese motivo, cualquier decisión deberá contar con todas las garantías legales, ya que además podría afectar a locales que consiguieron su autorización con un marco normativo distinto. Del mismo modo, se considera fundamental la colaboración del Ministerio de Hacienda.

Fernández Vara dio a conocer esta propuesta en un marco de rechazo creciente a este tipo de locales, con concentraciones y protestas que tuvieron lugar en las últimas semanas en distintas localidades de la región.

De hecho, el Grupo Parlamentario Unidas Por Extremadura propone que se suspenda la concesión de nuevas autorizaciones de apertura y que la renovación de las existentes cumpla con las distancias mínimas establecidas por ley.

Según los datos recogidos en la propuesta, entre 2016 y 2018 la región pasó de 41 a 114 locales de juego.


 

 

Fuente:www.hoy.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner