Aún No Hay Acuerdo Para La Compra De Terrenos Del Complejo Hard Rock

El Gobierno de Cataluña asegura que las negociaciones para que Hard Rock adquiera los terrenos propiedad de La Caixa para instalar el complejo previsto en el CRT de Vila-seca y Salou aún están abiertas. En una respuesta parlamentaria a En Comú Podem, el conseller de Territori, Damià Calvet, señaló, además, que el Incasòl "no prevé asumir ningún coste si el proyecto no se pone en marcha".

Cabe recordar que es mediante esta empresa pública que la Generalitat prevé adquirir los terrenos a Criteria -el holding de inversiones de la Caixa- y venderlos, a continuación, a la empresa estadounidense de los indios seminoles. A la fecha, sin embargo, aún no se definieron los términos y las cláusulas del contrato de compraventa, según el ejecutivo. En junio, Calvet aseguró que la compra se hará "en su día, con luz y taquígrafos" y que no tendría "ningún coste adicional" para las arcas públicas. El conseller también defendía que el Govern trabaja para "crear las condiciones que permitan desarrollar este proyecto estratégico". Aunque no hubo confirmación oficial, entonces la operación de compraventa se cifraba en unos 120 millones de euros.

En la respuesta a la batería de preguntas planteadas por el diputado de los comunes David Cid, el conseller también afirmó que, hasta ahora, no se puso sobre la mesa que la Generalitat venda una parte de los terrenos comprados a la entidad bancaria. Además, niega que Hard Rock haya condicionado la inversión a que el Govern adquiera los terrenos previamente. En la respuesta, Calvet también indicó que el abastecimiento de agua del complejo se hará a través de la mancomunidad gestora de recursos hídricos de Salou y Vila-seca.

En abril pasado Hard Rock trasladaba a las principales instituciones de la zona la voluntad de empezar las obras del Hard Rock Entertainment World el próximo año. La firma con sede en Florida prevé una inversión global de 2.000 millones de euros en un proyecto en varias fases, en un ámbito de 745.000 metros cuadrados del Centre Recreatiu i Turístic (CRT) de Vila-seca y Salou. En concreto, la previsión era iniciar el próximo mayo las obras de la primera fase, valorada en 665 millones de euros, y que incluye dos hoteles, comercios, teatros y uno de los casinos más grandes de Europa.

De entrada, se prevén un millar de habitaciones en dos hoteles -uno de ellos impulsado por PortAventura-, un casino con 1.200 máquinas recreativas y 100 mesas de apuesta, 75 tiendas de lujo a lo largo de una gran avenida, una gran piscina de 6.000 metros cuadrados y un espacio para conciertos con capacidad para 15.000 personas, además de nuevos espacios de congresos.

Durante la construcción de esta primera fase y una vez esté terminada, Hard Rock estima que se crearán 11.500 puestos de trabajo directos e indirectos, y que el impacto económico en la región será de 1.300 millones de euros. La previsión es que pueda atraer unos dos millones de visitantes en la Costa Daurada.


 

 

Fuente:www.diaridetarragona.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner