El PSOE Pide Una Ley De Juego Más Dura En Castilla Y León

El Partido Socialista Obrero Esapañol (PSOE) de Castilla y León planteó una ley del juego "más dura" en el acceso de los menores a los locales de este ámbito existentes en la Comunidad; en la distancia entre estos negocios y los colegios; y en el aumento del tipo impositivo para estas instalaciones, cuya recaudación se destinaría a la rehabilitación de las personas afectadas por esta adicción.

La proposición se registró en las Cortes regionales tras una reunión que mantuvieron el portavoz socialista, Luis Tudanca, y el presidente de la Asociación de Jugadores Patológicos Rehabilitados de Valladolid (Ajupareva), Angel Aranzana.

Una iniciativa que data de 1998 y los datos alarmantes de un aumento del 36 % de los salones de juego en los dos últimos años en Castilla y León, el incremento de un 15 % de casos patológicos de ludopatía y la multiplicación por tres del juego online.

Tudanca recalcó que este problema no es sólo de la región, que se da más en barrios obreros y más vulnerables y, por ello, indicó que se deben aumentar los controles y restricciones. "El juego no es una actividad de ocio saludable", afirmó Aranzana, que defendió una regulación "más dura, adecuada a los tiempos modernos" y en la que los "jóvenes no tengan un contacto tan directo", debido a que en la norma registrada se recoge un control, como el existente en bingos o casinos, para impedir la entrada de menores o
de jugadores que se hubieran autoprohibido la actividad de acceso a estos locales.

En concreto, esta proposición de ley establece que no se podrán otorgar licencias para instalar locales específicos de juego ni para máquinas de juego tipo B o C en una distancia mínima de500 metros lineales -ahora es de 100 metros- de colegios, aularios, instalaciones deportivas, bibliotecas o parques públicos.

Igualmente, no se podrán establecer nuevos locales de juego cuando exista otro específico a una distancia de 1.000 metros lineales. A ello, se une los menores de edad y los incapacitados judicialmente que no podrán practicar juegos ni participar en apuestas, como tampoco las personas mayores de edad que estén con menores en el local.

El periodo máximo de explotación será de cinco años desde la fecha de apertura del salón de juego, cuya licencia puede ser renovada. En la actualidad, el periodo de vigencia alcanza los diez años.


 

 

Fuente:www.larazon.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner