Convenio Entre La DGOJ Y Castilla La Mancha

La Dirección General de Ordenación del Juego de España (DGOJ) y la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha suscribieron un Convenio para la interconexión automatizada de los correspondientes registros de interdicción de acceso al juego (registro de prohibidos).

Castilla-La Mancha es la primera Comunidad Autónoma que formaliza con el Estado el refuerzo de la colaboración interadministrativa sobre este particular.

La firma de este Convenio viene a desarrollar lo estipulado en el artículo 22.3 de la Ley 13/2011, de regulación del juego, donde se prevé la posibilidad de interconexión de los registros de juego de la Comisión Nacional del Juego (hoy, DGOJ) y los órganos competentes de las Comunidades Autónomas. Asimismo, el artículo 62 del Real Decreto 1614/2011 señala que la Comisión Nacional de Juego, en el marco que se fije en el Consejo de Políticas de Juego, alcanzará convenios con las distintas Comunidades Autónomas para la determinación del procedimiento de inscripción en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego (RGIAJ) de los datos contenidos en los registros autonómicos, la agilización de los procesos de comunicación de datos y, en su caso, la interconexión de los registros de interdicciones de acceso al juego.

Por último, el acuerdo del 12 de septiembre de 2017 del Consejo de Políticas del Juego, instaba a las distintas autoridades responsables a la firma de convenios de colaboración para la interconexión automatizada de los correspondientes registros de prohibidos, así como a la realización de los desarrollos informáticos necesarios para la implementación de la mencionada interconexión.

La aplicación de este nuevo marco supone que ambos
registros se constituyan funcionalmente como un único registro, reforzando la protección de los colectivos más vulnerables en relación con el juego.

Para ello, y con independencia de los procesos de redacción y tramitación del propio convenio, primeramente se realizó una aproximación normativa de ambos registros de prohibidos, trabajos que tuvieron como finalidad promover la asimilación de las previsiones aplicables a las inscripciones en los citados registros de cara a un tratamiento homogéneo en aspectos tales como el alcance de la prohibición, la vigencia temporal de la misma o los procedimientos de inscripción y cancelación.

Posteriormente, se procedió a realizar los desarrollos informáticos necesarios para automatizar la conectividad entre los distintos sistemas de información de los correspondientes responsables administrativos de los registros de prohibidos, autonómico y estatal, así como incorporar los elementos necesarios para la gestión integrada de las comunicaciones administrativas de las inscripciones, modificaciones o cancelaciones que se puedan realizar en cada uno de los registros.

Castilla-La Mancha es la primera Comunidad Autónoma que formaliza con el Estado el refuerzo de la colaboración interadministrativa en una cuestión de tanto valor añadido para el interés público y la protección de los ciudadanos como los Registros de Interdictos.


 

 


 
Banner
Banner
Banner