Castilla-La Mancha Suspendió Definitivamente Nuevas Licencias

El Consejo de Gobierno de la comunidad autónoma española de Castilla-La Mancha aprobó suspender con carácter definitivo, todas las licencias de nuevas casas de apuestas hasta la aprobación de la Ley del Juego que tiene previsto elaborar el Ejecutivo regional.

Será en esa futura normativa donde se regule esta actividad, previsiblemente de manera muy restrictiva tal y como ya anticipó la Junta de Gobierno en varias ocasiones.

El cambio en la regulación en materia de juego que llevó a cabo el Gobierno de María Dolores de Cospedal en 2013 supuso que en los años posteriores, especialmente desde 2014 hasta 2016, se produjera un incremento importante de los establecimientos de juego en toda la región.

"Echamos el cerrojazo y suspendemos cuatro años la autorización de licencias para establecimientos de juego", dijo el presidente del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page.

La pretensión del Gobierno autonómico es que Castilla-La Mancha llegue a ser la Administración más restrictiva con este tipo de establecimientos. "Estoy dispuesto a retrasar alguna inversión pública antes que incrementar los ingresos por esta vía", apuntó el presidente.

Consciente de este crecimiento y de la "preocupación social" que estaba produciendo, el Ejecutivo socialista decidió la pasada legislatura limitar el número de nuevas licencias. Desde el inicio del año 2017 se estableció un máximo de concesiones anuales equivalente al 10% de las existentes entonces. Eran 156 a 1 de enero, por lo que el máximo se fijó en 15.

Posteriormente, en diciembre de 2017 el Consejo de Gobierno aprobó un acuerdo que fijaba en 20 el número máximo de establecimientos de juego que se podrían establecer en la región durante el bienio 2018-2019, 10 cada año. Las correspondientes al ejercicio 2018 se concedieron
ese año. El pasado mes de mayo, se acordó, con el objetivo de estabilizar el mercado y lograr que se absorbiera el exceso de oferta, la suspensión de las 10 autorizaciones de locales de juego previstas para 2019.

Dada la finalización del periodo de planificación, el Consejo de Gobierno aprobó ayer la nueva regulación, según la cual, la suspensión de autorizaciones para nuevos establecimientos de juego se mantendrá hasta que se apruebe la nueva Ley del Juego que está preparando el Ejecutivo regional, en la que se fijarán las nuevas condiciones para este tipo de autorizaciones.

La Junta detalla que la actividad planificadora que llevó a cabo su departamento hasta la fecha "ha dado sus frutos". Según indicó, entre 2013 (cuando se aprobó la nueva normativa) y 2016 los establecimientos de juego crecieron más de un 200% pasando de 51 a 156, mientras que entre 2017 y 2019 el aumento fue de poco más del 2% con solo cinco nuevos establecimientos, hasta llegar a los 213.

"El Gobierno regional fue pionero en la toma de decisiones para controlar el crecimiento de los establecimientos de juego, adelantándose a medidas que ahora están tomando otras Comunidades Autónomas, como la Comunidad de Madrid", resalta.

A partir de ahora los objetivos serán "garantizar un equilibrio más ajustado" entre la oferta y la demanda y el desarrollo del sector en la región "de forma proporcionada"; así como "salvaguardar y proteger a los usuarios y, en especial, a los colectivos más sensibles, como menores o personas con problemas de adicción".


 

 

Fuente:www.lasnoticiasdecuenca.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner