La Comunidad De Madrid Tendrá 22 Nuevas Salas De Juego

Si bien la Comunidad de Madrid decidió suspender temporalmente la concesión de licencias a nuevas casas de juego hasta que entre en vigor el decreto de planificación que ordenará el crecimiento del sector -que alcanza el 125% desde 2014-, un total de 22 nuevas licencias de apertura se están tramitando y se aprobarán antes del año entrante.

La moratoria se aprobará próximamente y tendrá validez legal de un año, aunque la intención del Gobierno PP-Cs es que esté vigente unos seis meses, cuando se apruebe el decreto de planificación.

La medida se toma por la necesidad de proteger a menores, jóvenes y colectivos vulnerables frente a los efectos adversos del juego y a la vez tendrá en cuenta que el juego es una actividad "legal y regulada" que da empleo, según los datos proporcionados en el Anuario del Juego en España 2019, a más de 85.000 personas en todo el país y unas 15.000 en la Comunidad de Madrid.

Cabe recordar que el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, dijo que "habrá una guerra total a la entrada de menores a locales de juego".

Hasta el pasado 30 de septiembre, en esa región española había 678 locales de juego abiertos: 470 salones de juego, 171 locales de apuestas, 33 bingos y cuatro casinos. Son los establecimientos de apuestas los que más crecieron en los últimos años.

Durante 2018, los casinos madrileños (situados en Torrelodones y Aranjuez, con sus respectivas delegaciones en la capital) recibieron algo más de 1,1 millones de visitas, un 15,2% más que en 2017.

Los juegos de azar movieron el año pasado en la región alrededor de 4.592 millones de euros, un 5,6% más que en 2017. En toda España, el sector movió algo más de 9.870 millones, lo que supone el 0,8% del PIB.

Las apuestas presenciales en salones de juego "y prácticamente todo el juego online" experimentaron el pasado ejercicio una tendencia al alza de crecimiento, de acuerdo con el Anuario publicado por la patronal del sector
hace unas semanas. "En declive están La Quiniela y las otras apuestas deportivas de Loterías y Apuestas del Estado, además de la gama de cupones de la ONCE", apunta el mismo documento.

Los madrileños se jugaron el año pasado 76,1 millones de euros en apuestas deportivas, que representan el 8,7% del dinero total jugado, mientras que los bingos representaron el 9% del gasto. El año pasado se jugaron alrededor de 20 millones más que en 2015, lo que da fe del auge de este segmento. Según la patronal, casi 1,5 millones de personas de entre 18 y 75 años hizo alguna apuesta durante 2018.

Alrededor de 1.340 millones del juego real se destinaron a impuestos especiales sobre el juego, ya fueran del Estado (216 millones por apuestas mutuas y juego online) o de las comunidades (1.125 millones).

El sector abonó por el resto de impuestos propios de cualquier actividad cerca de 139 millones y 351 en cotizaciones sociales de los trabajadores. Además, la hacienda pública detrajo casi 408 millones de los premios.

El Estado tiene la competencia de regular el juego online, mientras que las comunidades autónomas la ostentan sobre el presencial. La Comunidad de Madrid pide al futuro Gobierno central que regule este aspecto y también la publicidad de las apuestas.

De la mano del crecimiento del juego han ido las adhesiones voluntarias a los distintos registros de autoprohibición de acceso a salones, casinos y bincos. De acuerdo con los últimos datos conocidos, en el llamado técnicamente registro de interdicciones constan 6.752 inscripciones, que no se corresponden con personas, porque un mismo individuo puede tener varias prohibiciones en vigor, según fuentes oficiales.


 

 

Fuente:www.20minutos.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner