Capacitan A Empleados De Bingos Para Detectar Casos De Ludopatía

Los empleados de las salas de bingo de la comunidad espñola de Castilla y León recibirán formación sobre cómo detectar y actuar ante casos problemáticos de adicción al juego, tras la firma de un convenio entre la Federación Castellano y Leonesa de Jugadores de Azar Rehabilitados (FECYLJAR) y la Fundación Social de Bingos de esa región.

Se trata de una de las medidas destinadas a reducir a menos del 1 por ciento los casos de ludopatía que tratan las asociaciones, actualmente cercanos al 2 por ciento.

El convenio aporta "estabilidad" a la estrecha colaboración que mantienen ambas instituciones y refuerza las medidas para tratar estos casos.

"Cuando una persona adicta está jugando y perdiendo dinero es muy difícil llegar a él", comentó el presidente de Fecyljar, Angel Aranzana, en referencia a la necesidad de formar a los empleados.

Destacó que así los empleados de las salas de bingos, al igual que los psicólogos de las diferentes asociaciones, podrán hacer ver a los afectados que tienen un problema y que sería conveniente ser tratado.

Este convenio suscita otra serie de medidas de colaboración, entre las que el representante de las asociaciones de jugadores rehabilitados destacó la ya habitual disposición de carteles y panfletos informativos en las salas de bingo.

Así, el objetivo tras la firma del convenio es disminuir el número de casos de adicción al juego tratados en las asociaciones de rehabilitación de jugadores de azar, cuyo índice actual no llega al 2%, pero que según Aranzana pretenden reducir.

Por otro lado, el presidente de Fecyljar aprovechó la presencia en el acto del director general de Relaciones Institucionales de la Junta, Máximo López, para pedir a la administración autonómica que no existan distinciones entre salones de juego, bingos y casinos y en todos haya control de acceso en la puerta, así como implementar las mismas medidas en todos.

En este sentido aseguró que en las salas de bingos se implementaron hace años medidas que no se llevan a cabo en casas de apuestas o salones de juego, por lo que el presidente de la Fundación Social de Bingos, José Ballesteros, compartió la misma opinión y consideró que, de haber establecido controles "más fuertes", "se habrían evitado problemas".


 

 

Fuente:www.lavanguardia.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner