Nuevas Restricciones Afectan A Operadores Italianos

Los operadores de terminales de video lotería (VLT) de Italia enfrentan una serie de nuevas restricciones en sus operaciones que están golpeando sus ingresos.

La semana pasada, el gigante italiano de juegos minoristas Gamenet informó que sus ingresos de VLT durante las dos primeras semanas de 2020 disminuyeron en más de un tercio respecto al mismo período del año pasado. La compañía señaló que esto fue significativamente peor que la tasa de disminución de un solo dígito que sufrieron sus VLT durante todo el año de 2019.

A partir del 1 de enero, los jugadores de VLT en Italia deben insertar sus tarjetas de la sanidad social emitidas por el gobierno para acceder al uso de estas máquinas. El requisito tiene por objeto reducir la posibilidad de que los jóvenes tengan acceso a las mismas. Si bien el gobierno lo niega, muchos jugadores sospechan que la intención es monitorear el uso de estos aparatos de juego para detectar signos de comportamiento problemático en el juego.

Algunos operadores de VLT se quejaron de que el uso de la tarjeta es redundante, dado que uno tiene que ser mayor de edad para ingresar a un establecimiento donde operan estas máquinas. Otros operadores lamentaron de que sus negocios se ven obligados a rechazar turistas
internacionales o extranjeros residentes, que carecen de esa identificación del sistema de salud.

Una estación de televisión local emitió un informe afirmando que al menos un operador de sala estaba proporcionando a los clientes internacionales -que carecen de la identificación necesaria- una tarjeta especial que les permite acceder a las máquinas, explotando un vacío que los críticos dicen que socava el nuevo requisito.

Los operadores enfrentaron golpes adicionales a sus negocios a partir del 15 de enero, cuando entraron en vigencia los nuevos aumentos impositivos sobre VLT y en las máquinas AWP (máquinas de habilidad con premio). Además de disminuir el interés de los jugadores, los operadores tuvieron que desconectar temporalmente sus máquinas para reconfigurarlas e implementar los nuevos cambios.

La insatisfacción de los operadores con el nuevo régimen podría acarrear problemas para el plan del gobierno, de emitir nueve nuevas concesiones de máquinas de juego, con un total de 200 mil máquinas tragamonedas, 50 mil VLT y 35 mil AWP.


 

 

Fuente:calvinayre.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner