El Decreto De Garzón Permite A Los Niños De San Ildefonso En Los Sorteos

El proyecto de real decreto de comunicaciones comerciales de las actividades de juego que limita la publicidad del sector en España, prevé la participación de los niños de la Residencia Internado de San Ildefonso en los sorteos de la Lotería Nacional, así como el mantenimiento de la denominación 'Sorteo de El Niño' por su "arraigo" y "tradición".

En el documento se mantiene la posibilidad de que los alumnos y miembros "de escuelas o instituciones de beneficencia" participen en los sorteos de la Lotería Nacional en que venían participando.

"La participación de estos menores como extractores de las bolas con los distintos números que conforman los boletos premiados goza de un consolidado arraigo y tradición en la sociedad española", se detalla en la memoria del análisis del impacto normativo del decreto.

En particular, explica que los alumnos de la Residencia-Internado San Ildefonso "llevan cerca de dos siglos y medio cantando los números de la Lotería Nacional, siendo el primer sorte toman parte como extractores el 9 de marzo de 1771".

Esta dispensa no incluye, sin embargo, la participación de menores en la publicidad y las actividades comerciales de las actividades de juego del operador distintas de la propia participación en el sorteo.

"Resulta tal especificidad, por tanto, plenamente coherente con el régimen de publicidad proyectado y, a la vez, sensible a una realidad arraigada, en todo caso de impacto moderado y puntual, y no susceptible de suponer ni incrementar el riesgo de banalización del juego en general, ni del juego de lotería en particular, en la sociedad española", señala el documento.

El real decreto entrará en vigor el 1 de julio de 2020 y se prevé un plazo de adaptación de tres meses para que los operadores de juego puedan ajustarse a su contenido.

Con esta primera medida, el Ministerio de Consumo regula tanto los horarios de emisión como el contenido de los mensajes publicitarios sobre juegos de azar y apuestas online, dentro de un plan integral que abordará otros ámbitos del sector del juego.

El documento contiene 37 artículos con más de un centenar de medidas que regulan toda la publicidad del sector del juego, público y privado, de competencia estatal en los diferentes formatos de radio, televisión e internet.

Según explicó el propio ministro de Consumo, Alberto Garzón, el objetivo de esta regulación es proteger a los menores, a los jóvenes de 18 a 25 años el colectivo de personas con tendencia a desarrollar conductas patológicas; y cualquier consumidor que se encuentre expuesto a la publicidad del juego.

Entre las medidas que incluye el documento destacan que publicidad estará permitida en las retransmisiones de eventos deportivos que se emitan en radios y televisiones a partir de las 20.00 horas, como excepción a la norma general que limitará este tipo de anuncios a la franja de madrugada, de 1.00 a 5.00 horas.

El texto reconoce que "la recepción de publicidad de apuestas durante la retransmisión de acontecimientos deportivos, hípicos o de otra naturaleza en directo refuerza la incitación a apostar, tanto para los jugadores ordinarios como para los que tienen problemas de juego".

El borrador también establece una "excepción del patrocinio deportivo de camisetas o equipaciones deportivas" por la que las casas de apuestas podrán seguir estampando sus denominaciones comerciales en la indumentaria oficial de los clubes de fútbol.

Respecto a los soportes físicos, por defecto se prohíben los anuncios de apuestas online en vallas publicitarias y en soportes físicos urbanos si así lo decide la comunidad autónoma.

Tampoco se podrán anunciar estas actividades ni en el interior ni el exterior de espacios donde pueda haber presencia de menores, tales como espacios deportivos, teatros, cines, etc.

Por otra parte, las aplicaciones de juego gratuito quedarán exclusivamente emplazadas en la plataforma del operador de juego y solo podrán acceder los jugadores registrados, eliminando con ello la posibilidad de que sean accesibles a menores de edad.

Sobre los pronosticadores de apuestas profesionales, conocidos como 'tipsters', el texto prevé que los operadores de juego solo podrán suscribir contratos publicitarios con aquellos que se comprometan a publicar de forma íntegra, en las redes sociales o en las páginas web donde realizan sus pronósticos, todos los resultados que hayan obtenido a título individual en la plataforma del operador con el que han formalizado su relación contractual publicitaria.

La patronal del juego online, Jdigital, indicó este lunes que el borrador contiene "una amalgama de medidas muy severas" para "una actividad completamente legal y regulada. Si bien la propuesta del Ministerio no prohíbe totalmente la publicidad de juego, lo cierto es que la arrincona y le deja muy poco espacio".


 

 

Fuente:www.europapress.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner