Dejan De Funcionar Los Casinos De Nevada

El gobernador del estado de Nevada, el demócrata Steve Sisolak, ordenó un congelamiento de los juegos de azar durante un mes, tras emitir una orden a nivel estatal con el objetivo de detener la propagación del coronavirus. Todos los casinos hasta los locales de tragamonedas diseminados en diversos comercios, suspenderán sus actividades.

La amplia directiva de Sisolak también incluye el cierre de un mes de negocios no esenciales como bares, cines y gimnasios a partir del mediodía de hoy. Los restaurantes deben cerrar sus comedores y solo ofrecer comida para llevar.

"Esto está afectando la vida de nuestros ciudadanos. La gente se está muriendo. Cada día que se retrasa aquí, pierdo una docena de personas que van a morir como resultado de esto", dijo Sisolak en una conferencia de prensa el martes por la noche.

La orden de Sisolak sigue a medidas similares de más de 10 gobernadores de los Estados Unidos, a medida que las regiones se esfuerzan por mitigar el riesgo de exposición al COVID-19.

El gobernador de Nevada dio a miles de empresas en la meca del turismo menos de un día para prepararse. Aunque varios casinos comenzaron a cerrar sus puertas esta semana, la orden del gobernador cierra la industria principal de Nevada, sostenida por los resorts de Las Vegas.

Los cierres son parte de una guía federal que recomienda el distanciamiento social. El presidente Donald Trump instó a los estadounidenses a seguir pautas generales durante las próximas semanas, incluso para que los residentes mayores se queden en casa y que todas las personas eviten reuniones de más de 10 personas, así como restaurantes y bares.

La orden sin precedentes de Sisolak se produce después de que muchos casinos en Las Vegas decidieron cerrar sus puertas por completo y el alcalde de Las Vegas dijo que esperaba que los bares y restaurantes pudieran permanecer abiertos.

La alcaldesa de Reno había emitido una orden similar un día antes, diciéndole a muchas empresas no esenciales que cerraran en esa ciudad a partir del viernes a las 5 p.m. La
alcaldesa Hillary Schieve inicialmente incluyó casinos, pero lo rescindió, permitiendo que las operaciones de juego continúen.

La última vez que los casinos cerraron en Las Vegas fue para el funeral de John F. Kennedy el 25 de noviembre de 1963. Michael Green, profesor de historia en la Universidad de Nevada, Las Vegas, dijo en un correo electrónico a The Associated Press que según su conocimiento, fue la primera vez que se ordenó cerrar todos los casinos de Nevada.

Nevada ha reportado más de 50 casos del virus hasta el momento, incluida una muerte.

En Las Vegas, MGM Resorts International y Wynn Resorts anunciaron a principios de semana que planeaban cerrar sus propiedades. El martes por la mañana, se unieron otros tres resorts.

La presa Hoover, cerca de la frontera con Arizona y otra atracción turística de Nevada, está cerrando temporalmente a los visitantes "debido a la naturaleza de la estructura y la incapacidad de implementar los estándares de distancia social recomendados", según un comunicado.

Con el cierre de las empresas y el turismo que se espera que disminuya, el estado pronostica un golpe financiero, pero se desconoce qué tan grande será.

En Nevada, los impuestos sobre los juegos de apuestas son superados solo por los impuestos sobre las ventas como porcentaje del presupuesto anual del estado. La industria del ocio y la hospitalidad emplea directamente a uno de cada cuatro trabajadores en el estado y tiene una producción económica de alrededor de U$S 68 mil millones en Nevada, según la Nevada Resort Association.

Sisolak dijo durante el fin de semana que el estado estaba en "relativamente buena forma" para pagar los reclamos de desempleo ocasionados por esta crisis, pero que no puede durar para siempre y que el estado estaba trabajando para obtener ayuda adicional del gobierno federal.


 

 

Fuente:apnews.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner