El Cierre De Casinos En Las Vegas Golpea A Trabajadores Latinos

Tras el cierre de los establecimientos ordenado por el gobernador del estado de Nevada, los trabajadores de la industria del juego y de la hotelería de la ciudad de Las Vegas, entre ellos miles de latinos, son unos de los principales afectados por la medida ya que dependen del turismo para subsistir.

MGM Resorts International, uno de los mayores empleadores en Nevada, comenzará a anunciar despidos y descansos obligatorios después de una baja significativa de turistas en medio de las preocupación por el coronavirus.

Los empleados fueron notificados el viernes en una carta firmada por el presidente y director de operaciones de MGM, Bill Hornbuckle.

"A medida que la nación se enfrenta al esfuerzo por contener el coronavirus, la industria de los viajes ha sido desafiada, y nuestra compañía no es diferente", advirtió a sus empleados Hornbuckle.

Los trabajadores despedidos mantendrán los beneficios hasta el 30 de junio, decía la carta.

La noticia cayó como un balde de agua fría para los empleados, entre ellos centenares de latinos, que trabajan en esta industria y que dependen de las propinas para completar su presupuesto mensual.

"Esto va a ser peor de que si nos diera el virus", dijo a la agencia Efe Luis, quien prefirió omitir su apellido.

El inmigrante mexicano, que trabaja en el sector de la limpieza en uno de los hoteles, explica que además de la posible perdida de su salario, le preocupa perder las propinas, que le ayudan a completar su salario.

La situación es tan critica que las oficinas de los sindicatos de baristas en Las Vegas estaba saturada de llamadas y trabajadores que llegaron en persona a buscar ayuda.

El sindicato Culinary Union Workers que protege a mas de 60.000 empleados, dijo en un comunicado que "están en el proceso de negociar los efectos del coronavirus en los trabajos con los casinos y hoteles de Las Vegas".

"Hay nuevas propuestas sobre la mesa con respecto a
protecciones adicionales", aseguró Bethany Khan, vocera del sindicato.

Khan explicó que los contratos ya tienen un lenguaje de antigüedad que detalla que los despidos deben hacerse de manera justa e imparcial y asegura que cuando las empresas mejoren, los trabajadores volverán a trabajar respetando la antigüedad.

El sindicato resaltó que logró un acuerdo para extender la cobertura de atención médica durante la crisis, incluso si el trabajador es despedido o tiene menos horas.

A pesar de los esfuerzos de los sindicatos, la experiencia que dejó entre los latinos la Gran Recesión de 2008 les hace temer lo peor e incluso avizoran un futuro aún más desalentador.

"Mi esposa y yo trabajamos en este sector, y por experiencia sabemos que es muy difícil conseguir trabajo en otra cosa aquí en Las Vegas, no se que vamos a hacer", dijo el trabajador hotelero.

El estudio "The Impact of the Great Recession on Nevada's Latino Community", de la Universidad de Nevada Las Vegas (UNLV) mostró que el desempleo entre los latinos saltó del 6.5% en 2007 cuando comenzó la Gran Recesión al 18.6%, en 2010.

Para 2012, el desempleo de los latinos en Nevada se mantuvo en el 13.6%, una tasa más alta que en cualquier año anterior a 2007 y mucho más alto que la tasa estatal del 9.8% ese año.

"En términos comparativos, la tasa de desempleo entre los latinos en Nevada se encontraba en 2012 entre las tasas más altas en los Estados Unidos", indica el estudio.

"Esto puede ser peor que el 2008", insistió Luis.


 

 

Fuente:www.latimes.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner