El 67% De Las Agencias De Lotería En China Ya Reanudaron Su Actividad

Las operaciones de las loterías estatales de China están trabajando ahora en aproximadamente dos tercios de su capacidad, antes de que suspendieran su actividad debido a la pandemia del COVID-19.

Esta semana, el Centro Nacional de Lotería Deportiva de China emitió una actualización sobre el progreso realizado desde el 11 de marzo, cuando las autoridades autorizaron la reanudación de las operaciones luego del cierre sin precedentes de 49 días provocado por la crisis del coronavirus.

El aviso indicaba que más de 110 mil terminales de lotería deportiva habían reanudado sus operaciones a partir del 17 de marzo, lo que representa más del 67% del total de unidades instaladas en el país. El aviso no mencionó específicamente la lotería de bienestar, pero sus ventas también se reanudaron.

El anuncio del 11 de marzo reconoció específicamente que las ventas solo se reanudarían en "áreas elegibles", y el aviso del jueves indicó que las ventas aún no se habían reanudado en la provincia de Hubei, el sitio del brote original de coronavirus, así como en Beijing y el Tíbet.

Sin embargo, el comunicado agregó que los agentes de ventas locales en esas áreas se estaban "preparando activamente" para reanudar las operaciones. Cabe señalar que la provincia de Hubei informó el jueves que no había confirmado ningún nuevo caso de infección por COVID-19.

Para reiniciar las ventas de lotería, los minoristas debían recibir capacitación en línea sobre cómo desinfectar sus tiendas e instalar detectores de temperatura para controlar
el calor corporal de cada cliente. Los clientes también debían registrarse antes de poder comprar productos de lotería para que el gobierno pudiera seguir sus idas y venidas (incluso más de lo habitual).

Las fotos publicadas por algunas autoridades provinciales de lotería muestran que varios minoristas han optado por vender sus productos a través de un escaparate o desde la puerta de entrada, para evitar que los clientes se congreguen en áreas pequeñas.

Se colocaron carteles con códigos QR para varios productos de lotería, lo que permite a los clientes escanear los códigos con sus teléfonos y luego pagarlos electrónicamente, lo que significa que el único contacto que requieren con el minorista es recoger el boleto impreso.

Otras fotos muestran a los minoristas montando pequeños puestos en la calle fuera de sus tiendas, manteniendo distancia prudencial entre los clientes. Los funcionarios de la lotería también suspendieron la ventana normal de 60 días en la que los clientes podían cobrar los boletos ganadores, nuevamente, para reducir el número de personas que se congregan en las tiendas.

Lamentablemente, la lotería deportiva está lidiando con el mismo problema que actualmente enfrentan los operadores de apuestas deportivas occidentales: los cierres de ligas deportivas relacionados con virus han creado una escasez de productos para apostar.


 

 

Fuente:calvinayre.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner