Gobierno Español Limita Publicidad Del Juego Durante El Estado De Alarma

La crisis originada en España por la pandemia del coronavirus derivó en una especie de "adelanto" del plan del Ministerio de Consumo de limitar la publicidad del juego online, que tenía previsto aplicar a partir del próximo verano europeo.

El Consejo de Ministros aprobò hoy medidas urgentes para limitar la publicidad de los juegos de azar y las apuestas online, tanto en radio y televisión como en plataformas de intercambio de vídeo, a la franja horaria de la madrugada: entre la una y las cinco.  El decreto estará vigente únicamente mientras dure el estado de alarma.

En el borrador del Real Decreto que prepara el Gobierno con medidas para proteger al consumidor, al que tuvo acceso el medio expansion.com, se establece la prohibición de las comunicaciones comerciales de las casas de apuestas y de otros operadores como la lotería nacional. Asimismo, se recoge la prohibición de las actividades de juego "que hagan referencia a la situación de excepcionalidad que deriva de la enfermedad COVID-19 o interpelen al consumo de actividades de juego en este contexto".

La medida se incluye dentro de un paquete de medidas de lo que denominan como segundo decreto de escudo social, y trata así de "evitar que las casas de apuestas hagan negocio con la preocupación y la ansiedad de la gente", según fuentes del Ejecutivo.

El fin es evitar un consumo compulsivo o patológico y proteger a los menores y colectivos de riesgo.

Unido a esa limitación, y también durante el periodo que dure el estado de alarma, las casas de apuestas no podrán realizar tampoco "actividades de promoción dirigidas a la
captación de nuevos clientes o de fidelización de clientes existentes que recojan cuantías económicas". Es decir los famosos bonos de fidelización o de ingreso que también quedarán previsiblemente prohibidos para el próximo verano.

Tampoco podrán emitir comunicaciones comerciales "en servicios de la sociedad de la información (incluidas comunicaciones individualizadas en correos electrónicos o medios equivalentes y redes sociales)". Es decir, veta el envío masivo de emails a suscriptores y la apelación directa en redes sociales, un hecho que ya denunció hace unos días la Federación Española de Jugadores de Azar (Fejar), que aseguraba que se estaba realizando esta actividad por parte de algunas casas de apuestas para revertir las pérdidas.

Las casas de apuestas vieron muy limitada su actividad desde la aprobación del estado de alarma y denuncian una caída de los ingresos, tanto por el cierre de los establecimientos físicos -cerrados desde la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo-, pero sobre todo por la reducción del juego oline lastrado por la cancelación de las grandes eventos deportivos, sobre todo fútbol y baloncesto.

En los últimos días, estas casas de apuestas anuncian en sus redes sociales de carreras de caballos, de galgos, la liga de turca o rusa de fútbol. Este área, las apuestas deportivas, supone casi la mitad de los ingresos online de estas empresas. El resto, la otra mitad, lo perciben de los casinos, bingos y póker.


 

 

Fuente:www.expansion.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner