Regulador Británico Reducirá Personal

El ente regulador de juego del Reino Unido informó que se planea reducir el personal como parte de una reorganización estructural más amplia.

A los 332 empleados de tiempo completo de la Comisión de Juegos de Azar se les informó que entre sus planes para el reordenamiento del organismo, se considera disminuír una planta ya reducida de personal.

La comisión declinó hacer comentarios sobre los números de personal, confirmando solo que estaba hablando con los empleados "sobre algunos cambios que estamos considerando" como parte de un plan para ser más ágil en su enfoque, indica el periódico The Guardian.

Pero una fuente con conocimiento de la situación dijo que la decisión se debió a tensiones en su presupuesto anual de £ 19 millones, considerado inadecuado por la Oficina Nacional de Auditoría (NAO) en un informe publicado en febrero.

Los expertos en adicciones al juego y los parlamentarios reaccionaron con asombro ante las reducciones de personal, dada la preocupación de la NAO de que el regulador, no es lo suficientemente poderoso como para garantizar que los adictos y las personas vulnerables estén debidamente protegidos.

Matt Gaskell, el líder de las clínicas de juego del norte del Servicio Nacional de Salud (NHS), dijo: "Subraya aún más la necesidad de que el gobierno avance y tome medidas legislativas definitivas y fortalezca, no debilite, el marco regulatorio".

La NAO, que monitorea la efectividad de los organismos públicos, dijo en su informe que la comisión no se había ajustado al cambio tecnológico como el aumento de los juegos en línea y móviles.

Advirtió que las limitaciones de fondos estaban obstaculizando la comisión, cuyo presupuesto anual es revisado cada tres años por el Departamento de Cultura, Digital, Medios y Deporte. Regula una industria que tomó £ 11,3 billones de los apostadores el año pasado.

El regulador ha emitido dos multas récord en el último mes, por un valor combinado de £ 25 millones, en medio de un mayor escrutinio de sus funciones.

Pero los parlamentarios dijeron que había pocas posibilidades de que el regulador mejorara y al mismo tiempo recortara personal.

La diputada laborista Carolyn Harris, que preside un grupo de parlamentarios de todos los partidos que investiga el daño al juego, dijo: "Dado el abismal servicio brindado por la comisión contra un ataque continuo de prácticas reprensibles entre las compañías de juego y un informe lamentable de la NAO, yo había esperado que la Comisión de Juego aumentara su servicio en un intento de justificar su existencia".

"Si se están reduciendo, debe suponerse que se han rendido y se declararán no aptos para su propósito" sentenció.


 

 

Fuente:www.theguardian.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner