Las Vegas Reabriría Con Fuertes Restricciones Y Test Masivos De Coronavirus

Los ejecutivos de empresas de casinos estadounidenses están discutiendo informalmente cómo se verá la ciudad de Las Vegas cuando uno de los destinos turísticos más grandes de EE.UU. vuelva a abrir para los visitantes.

Las deliberaciones han incluido permitir que las pequeñas empresas fuera del famoso Strip se abran primero, para que los locales puedan volver a trabajar, según fuentes familiarizadas con las conversaciones. Los ejecutivos también han discutido la apertura de instalaciones cercanas para que todos los trabajadores de casino, y tal vez incluso los turistas, puedan hacerse el test del coronavirus.

La ciudad, el mercado de juego más grande del país, abriría sus resorts con tan solo un tercio de sus habitaciones disponibles. Las entradas serían limitadas y las temperaturas de los huéspedes se verificarían con métodos no invasivos. Los empleados del casino usarían máscaras y guantes, y los jugadores se sentarían al menos con una silla vacía entre ellos en las mesas de blackjack.

Los movimientos son similares a lo que ya está ocurriendo en la ciudad china de Macao, el mercado de juego más grande del mundo, donde los casinos cerraron durante 15 días en febrero y reabrieron bajo estrictas restricciones.

Las compañías también están discutiendo técnicas mejoradas de limpieza, algo que los sindicatos han solicitado.

"Estamos pidiendo a las empresas que limpien más en todas partes: las habitaciones, el casino, los equipos especiales para trabajar con nuevos productos químicos", dijo Geoconda Argüello-Kline, secretaria-tesorera del Sindicato de Trabajadores Culinarios, la semana pasada. Los casinos "tienen que tener más gente, para que la gente pueda tener el área más limpia".

Si bien Nevada tiene docenas de casinos, un puñado de operadores, incluidos MGM Resorts International, Caesars Entertainment Corp., Las Vegas Sands Corp. y Wynn Resorts Ltd., dominan la acción en el Strip de Las Vegas.

El gobernador demócrata de Nevada, Steve Sisolak, ordenó que todos los casinos del estado cerraran durante 30 días a mediados de marzo para evitar la propagación del coronavirus. Extendió esa orden hasta el 30 de abril, pero el martes dijo que el estado ni siquiera estaba cerca de poner fin a las restricciones.

"Esto no va a ser una decisión política para mí, en cuanto a cuándo abrir", dijo. "No tengo un número exacto. Tomaré muchos consejos de nuestros médicos y determinaré qué es lo mejor para mantener seguros a todos los nevadenses".


 

 

Fuente:www.bloomberg.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner