Se Desplomaron Los Ingresos Por El Juego En Atlantic City

Los ingresos de los casinos en numerosos estados de EE.UU. se desplomaron en marzo cuando el coronavirus obligó a cerrar el juego presencial en todo el país. Nueva Jersey no escapó a esta crisis. Los ingresos por apuestas deportivas y casinos del estado cayeron a U$S 163 millones en marzo, un 44% menos que hace un año, según las cifras publicadas el miércoles.

Fue la mayor disminución mensual en los 42 años de historia del juego legalizado en la ciudad de Atlantic City, eclipsando la disminución de casi el 28% en noviembre de 2012 después del huracán Sandy, donde los casinos estuvieron cerrados durante nueve días desde finales de octubre hasta principios de noviembre.

Con la mayoría de los deportes inactivos, los ingresos por apuestas deportivas cayeron en más del 58%, a poco más de U$S 13 millones. El monto total apostado en deportes antes de que se pagaran las apuestas ganadoras, fue de casi U$S 182 millones.

Los juegos de azar por Internet se dispararon en marzo a medida que más jugadores se dedicaban a sus negocios online, el único juego que quedó habilitado en la ciudad. Los casinos de Atlantic City ganaron casi U$S 65 millones en el sector online, un aumento de más del 65% desde marzo de 2019.

David Schwartz, un historiador del juego con la Universidad de Nevada Las Vegas, dijo que se esperaban profundas caídas.

"Si bien habrá algunos ingresos provenientes de fuentes online, el cese de los juegos de casino en vivo provocó una fuerte caída de los números, y tomará algún tiempo aumentar, incluso después de que finalicen los cierres", dijo.

James Plousis, presidente de la Comisión de Control de Casinos de Nueva Jersey, calificó las cifras de marzo como "una sorpresa para nadie" dado el hecho de que la mitad del mes se perdió debido a cierres relacionados con el coronavirus.

"En este momento, la principal preocupación para todos los licenciatarios de casinos en Atlantic City es la seguridad de sus empleados y clientes", dijo. "Comparto su preocupación".

Las cifras de Nueva Jersey fueron algo mejores que las caídas en otros estados que ya habían reportado sus
ingresos de casino en marzo.

Los casinos de Indiana recaudaron U$S 98 millones, un 55% menos que hace un año. Maryland ganó casi U$S 69 millones, un 58% menos que hace un año, y los casinos de Michigan ganaron U$S 57.4 millones, un 59% menos que hace un año.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, cerró los nueve casinos de Atlantic City el 16 de marzo, la misma fecha en que muchos otros casinos también cesaron sus operaciones debido al virus.

Los nueve casinos informaron una disminución de los ingresos, y ocho de ellos registraron una disminución del 46% o más.

Bally tuvo el mayor descenso, con una caída de casi el 64% a U$S 5,5 millones. El Golden Nugget, que tiene una sólida operación de juego en línea, tuvo el menor descenso general de ingresos, un 5% a U$S 30.4 millones. El líder del mercado de la ciudad, el Borgata, bajó más del 51% a U$S 32 millones.

El pequeño lado positivo de Atlantic City se presentó en forma de juegos de azar por Internet. Las ganancias de Golden Nugget en Internet aumentaron en casi un 64% en marzo a U$S 23.3 millones, casi un 64% más que hace un año. Resorts Digital subió casi un 60% a U$S 13.5 millones; La toma en línea de Borgata aumentó en casi un 125% a U$S 12.2 millones, y Caesars Interactive NJ aumentó casi un 30% a U$S 6.6 millones.

Los apostadores deportivos tenían una semana de juegos de baloncesto de la NBA y universitarios, así como la liga de fútbol XFL, para apostar antes de que se cerrara la mayoría de los deportes. Desde entonces, las apuestas deportivas han tenido problemas para atraer dinero en eventos que van desde ping pong hasta dardos.

Por malos que sean los números de marzo, son mucho mejores que lo que vendrá en abril, el primer mes completo del cierre.


 

 

Fuente:apnews.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner