Crecen 30% Los Casos Patológicos Por El Juego En Castilla Y León

Los nuevos casos patológicos por el juego en la comunidad española de Castilla y León aumentaron un 30% desde 2015 mientras los salones de juego se incrementaron el 60 por ciento en tres años, según la Federación Castellano y Leonesa de Jugadores de Azar Rehabilitados (FECYLJAR).

La Federación dió a conocer sus datos anuales correspondientes a 2019 con los que "quiere visibilizar la actual problemática del aumento de casos de ludopatía debido a la proliferación de casas de apuestas y salones de juego en Castilla y León".

Explicó que actualmente y según desprende la Memoria del Servicio de Juego de 2019 de la Dirección de Ordenación del territorio y Administración Local de la Junta de Castilla y León, en la región a cierre de 2019 había 165 establecimientos de juego autorizados.

Por provincias, Ávila cuenta con siete; Burgos con veinticinco; León con veinticuatro; Palencia con quince; Salamanca con veintiséis; Segovia con siete, el mismo número que Soria; Valladolid con 45 y Zamora con nueve, unos datos que reflejan que el 58% de los establecimientos se concentra en Valladolid, Salamanca y Burgos y que los salones de juego prácticamente se han duplicado entre 2016 y 2019.

En total, en Castilla y León se registraron 217 nuevos casos de ludopatía, de los que 155 pertenecen a juegos de azar (el
77 % del total) y 62 a juegos online (el 29%).

Los casos de juego online se calcularon en el doble que en 2015 y ya representan el 30% de los nuevos casos.

Por provincias, Valladolid es la localidad donde mayor número de casos se presentan, con 134 nuevos casos de adicción al juego, mientras el tratamiento de juego online sigue creciendo, pasando a representar el 35% de los casos en 2019.

Le sigue Burgos con 56 nuevos pacientes y, aunque el número de casos anual es relativamente estable, tienen mucho peso los casos relacionados con azar que representan el 79%.

En relación con la media de edad de adicción al juego en 2019, disminuyó de manera "alarmante" y se situó en 34 años.

La provincia con la edad más temprana en la iniciación al juego es Burgos con 30 años de media, Valladolid con 33, y finalmente Palencia con 38 años, según FECYLJAR.

Respecto a la evolución de la mujer en esta adicción representa casi el 6% del total de los enfermos, mientras el 94% corresponde a hombres.


 

 

Fuente:www.lavanguardia.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner