A Adelson Ya No Le Interesa Abrir Un Casino En Japón

Las Vegas Sands, la ermpresa del magnate estadounidense Sheldon Adelson, finalizó su larga búsqueda en pos de una licencia de resort con casino en Japón, lo que significó un esfuerzo notable para la compañia, que una vez afirmó que gastaría entre 10 mil y 12 mil millones de dólares para ganarse esa adjudicación.

En una declaración el martes por la noche, la compañía dijo que se estaba enfocando en sus expansiones de resorts existentes en Macao y Singapur, donde está gastando U$S 5.500 millones para renovar varias propiedades.

La noticia no es del todo sorprendente. En agosto del año pasado, Las Vegas Sands se retiró de la licitación para una licencia de resort integrada en Osaka para enfocarse en la región de Tokio o Yokohama.

En octubre, el presidente de la compañía, Rob Goldstein, dijo que ya no estaba seguro de invertir en un casino de Japón.

En un comunicado el martes, el presidente de Las Vegas Sands, Sheldon Adelson, dijo que su "afición por la cultura japonesa y la admiración por la fortaleza del país como destino turístico" se remonta más de 30 años a cuando operaba las ferias comerciales de computadoras Comdex en Japón.

"Si bien mis sentimientos positivos por Japón no disminuyen, y creo que el país se beneficiaría del turismo de negocios y de ocio generado por un complejo integrado, el marco en torno al desarrollo de un resort integrado ha hecho que nuestros objetivos sean inalcanzables", dijo Adelson.

"Estamos agradecidos por todas las amistades que hemos formado y las sólidas relaciones que tenemos en Japón, pero es hora de que nuestra empresa concentre nuestra energía en otras oportunidades", agregó el octogenario.

En 2018, Adelson dijo que Las Vegas Sands tenía "la posición de liderazgo" en Japón. El medio Pro Publica informó unos meses más tarde que el presidente Donald Trump había presionado personalmente al primer ministro japonés, Shinzo Abe, en nombre de Adelson para "considerar seriamente" a Las Vegas Sands para obtener una de las licencias.

La legislación aprobada en Japón para los tres posibles complejos turísticos integrados requiere casinos, hoteles, restaurantes y atracciones que no sean de juego, como tiendas minoristas, instalaciones para conferencias y entretenimiento. Sin embargo, la solicitud formal de propuesta se ha ralentizado considerablemente y el gobierno no se ha establecido oficialmente en los lugares.

El año pasado, Caesars Entertainment se retiró del proceso japonés por completo, debido a la fusión de U$S 17.00 millones de la compañía con Eldorado Resorts.

Mientras tanto, Las Vegas Sands se centrará en sus centros turísticos existentes en Macao y Singapur, que, combinados, proporcionan a la compañía aproximadamente el 85% de su flujo de ingresos trimestral total.

En Macao, se gastarán más de U$S 2 mil millones en la renovación, expansión y cambio de marca de su complejo Sands Cotai Central en The Londoner Macau, un resort con temática de Londres anunciado por primera vez en 2017. Sands también gastará U$S 400 millones para la suite 370 St. Regis Tower Suites y U$S 450 millones para las 290 suites Four Seasons Tower Suites.

Las Vegas Sands dijo que gastaría U$S 3.300 millones en Marina Bay Sands en Singapur, que incluye una estadio de 15.000 asientos, un hotel de mil habitaciones y espacio adicional para convenciones. La expansión al casino del resort, uno de los dos en la nación isleña, no forma parte del proyecto.

"Sigo extremadamente optimista sobre el futuro de nuestra empresa y sus perspectivas de crecimiento", dijo Adelson. "Actualmente estamos ejecutando importantes programas de inversión tanto en Macao como en Singapur para crear un nuevo crecimiento significativo a partir de nuestra cartera existente".


 

 

Fuente:www.cdcgamingreports.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner