Casinos De Nevada Esperan Reabrir El 4 De Junio

La industria de los casinos de Nevada, cerrada durante más de dos meses debido a la pandemia del Covid-19, podría reabrir el 4 de junio, según dijo el gobernador Steve Sisolak ayer por la tarde en un comunicado.

El anuncio se produce cuando varias compañías de casinos anunciaron planes de reapertura bajo los protocolos de salud y seguridad ahora establecidos para los resorts de Las Vegas Strip, los casinos del norte de Nevada y el mercado de juego de los locales de la ciudad de Las Vegas.

El martes, la Junta de Control de Juegos estatal llevará a cabo una audiencia-taller con una serie de expertos en salud y seguridad involucrados en la gestión de la respuesta de Nevada al COVID-19, incluidos el director del estado, los funcionarios del hospital de Reno y Las Vegas, y varios representantes del sector de primeros auxilios.

La audiencia podría proporcionar información adicional sobre cómo Nevada planea reabrir la industria de casinos más grande de los EE.UU., que permanece inactiva desde el 18 de marzo en un esfuerzo por frenar la pandemia de coronavirus.

"En espera de la evaluación de las tendencias en los datos Covid-19 de Nevada, junto con los resultados de la reunión de la Junta de Control de Juegos el martes, el Gobernador estableció una fecha objetivo del 4 de junio de 2020 para reabrir la industria del juego de Nevada", dijo la oficina del gobernador.

Más de mil casinos comerciales y tribales en 43 estados cerraron en marzo. En las últimas dos semanas, aproximadamente 160 propiedades de juego reabrieron sus puertas en 15 estados.

La reapertura del mercado de casinos de Nevada, que produjo U$S 12 mil millones en ingresos de juegos en 2019 y es la sede de algunas de las propiedades más emblemáticas de la industria a lo largo del Strip de Las Vegas, marcaría un hito en la recuperación posterior a la pandemia.

"La apertura de Nevada marcaría el renacimiento de su industria número uno y ayudaría a traer empleos, ingresos y turismo a nuestro estado", dijo el viernes el socio de Global Market Advisors, Brendan Bussmann. "Sería el comienzo de lo que puede ser una larga recuperación, pero un comienzo que hemos estado esperando durante algún tiempo".

Los cierres de casinos de Nevada dejaron a varios cientos de miles de trabajadores de casinos desempleados y prácticamente eliminaron los ingresos por nueve semanas.

Caesars Entertainment, que anunció el jueves que reabriría inicialmente Caesars Palace y el Flamingo Las Vegas, junto con la High Roller Observation Wheel y varios puntos de venta y restaurantes a lo largo del paseo Linq, dieron la bienvenida al anuncio.

"Estamos entusiasmados de dar la bienvenida a nuestros huéspedes y empleados a nuestras propiedades", dijo la compañía. "Tenemos la intención de cumplir con todas las directivas estatales con el objetivo de crear un ambiente
cómodo de trabajo e invitados con protocolos mejorados de salud y seguridad".

En tanto Wynn Resorts dijo que "aplauden al gobernador Sisolak por su decisión de apuntar al 4 de junio para abrir resorts. Debido a su enfoque cuidadoso y basado en la ciencia para contener el virus, Nevada ahora está lista para abrir su economía y hacer que la gente vuelva a trabajar. Esperamos trabajar con nuestros reguladores a medida que avanzamos".

La oficina del gobernador dijo que estuvo monitoreando la primera fase de la reapertura de la economía de Nevada, que comenzó el 9 de mayo, analizando las tendencias de datos y evaluando posibles planes para la Fase 2.

"Si los datos continúan reflejando tendencias positivas o consistentes durante el fin de semana del Día de los Caídos, el Gobernador anunciará una fecha de reapertura de la Fase 2" en una conferencia de prensa el martes por la tarde, "junto con la reapertura de negocios y pautas de operación continua en todo el estado".

Los reguladores de juego de Nevada aprobaron una serie de pautas de salud y seguridad que los operadores deben seguir para reabrir las propiedades, y éstos deben presentar sus propios planes de salud y seguridad a la Junta de Control antes de reabrir los establecimientos. Varias compañías de casinos, Wynn Resorts, Las Vegas Sands, MGM Resorts, Caesars, Station Casinos y Boyd Gaming, lanzaron todos o parte de esos planes públicamente.

Las normas exigen que el casino de un resort se limite a no más del 50% de su capacidad máxima de ocupación, y requiere que la propiedad aumente el espacio entre sus máquinas tragamonedas y limite los asientos en los juegos de mesa a tres jugadores para blackjack, seis para dados, cuatro para ruleta y cuatro para póker.

Los casinos también deben cumplir con los requisitos estatales y médicos para el uso de máscaras médicas y otros equipos de protección personal, y deben poner esos artículos a disposición de los huéspedes y empleados del resort. Depende del casino decidir si se requerirán máscaras; la mayoría de los casinos de Nevada dijeron, hasta este momento, que requerirán que los empleados usen máscaras.

Al igual que con los casinos de los resorts, la ocupación dentro de las ubicaciones más pequeñas se reducirá en un 50%, mientras que las medidas de distanciamiento social en las tabernas limitarán la cantidad de tragamonedas que pueden usarse en un momento dado.

La oficina de Sisolak dijo que las políticas de la junta "apuntan a disminuir el contacto personal y aumentar el nivel de desinfección en áreas de alto uso, y la junta espera el cumplimiento total de estas políticas por parte de cada licenciatario".


 

 

Fuente:www.cdcgamingreports.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner