España Mantiene El Cierre A Casas De Apuestas

El Gobierno español mantiene el cierre de las casas de apuestas en la fase 2 de la desescalada, pese a las peticiones del sector, que urge a permitir ya su reapertura. Tras la entrada de buena parte del territorio nacional en esa fase, que permite reabrir con severas restricciones de aforo ciertos establecimientos, la prohibición de abrir los locales de juego se mantiene "en todos sus términos" hasta que "de manera expresa" se manifieste lo contrario, recuerda una "nota aclaratoria" de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ).

La nota confirma que la reapertura de los locales de venta de boletos del denominado juego público (Loterías y la ONCE), permitida desde la fase 1, no afecta al juego privado, tampoco en la fase 2: "De ninguna manera cabe interpretar que la ausencia de mención expresa" a estas actividades en las sucesivas órdenes sobre la flexibilización de determinadas restricciones a la actividad "sea un olvido por parte del legislador sino su voluntad expresa de mantener en todos sus términos la suspensión de apertura", indica la DGOJ.

Fuentes del Ministerio de Consumo recalcan que los locales físicos de juego y apuestas no son una competencia estatal, sino autonómica, si bien esta quedóp bajo el control del Estado y el mando único del Ministerio de Sanidad tras el decreto de alarma, que suspendió la apertura al público de estos establecimientos, junto a otros como bingos y casinos.

"Es Sanidad quien emite las órdenes durante el estado de alarma y no Consumo", recuerdan desde la DGOJ, que a finales de marzo prohibió la publicidad de las apuestas online (salvo para la franja de madrugada), con un enfoque mucho más restrictivo que el del borrador que presentó antes de la pandemia de coronavirus, que plantea permitir los anuncios en horario de máxima audiencia. Un aspecto que criticó la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en un informe recientemente difundido.

A principios de mes, el Consejo Empresarial del Juego (Cejuego), que aúna al 60% del sector y, en especial, a las casas de apuestas físicas, pidió al Gobierno reabrir "cuanto antes" y un tratamiento similar al de los locales de comercio y hostelería, que en la fase 2 ya están autorizados a abrir al público el interior de sus locales, aunque con restricciones de aforo.

Entonces, fuentes de Consumo indicaron que "los lugares de juego no son actividades comerciales sino establecimientos de ocio y como tal se regulará su apertura en la desescalada", por lo que "lo más probable", dijeron, es que pudieran "abrir en función de su capacidad de aforo", de forma que abrirían en la fase 2 "aquellos salones pequeños que puedan garantizar la distancia física en función de aforo, y en fase III, los grandes".

Finalmente, no fue así, y cuando el lunes buena parte del territorio español entraba en fase 2, estos locales
permanecen cerrados. Fuentes del ministerio señalan que "a Consumo se le ha consultado sobre este mercado de cara a su apertura en fase tres. Y Consumo lo ha remitido a Sanidad en base a su conocimiento del mercado del juego y de la información de la que disponemos sobre los espacios físicos con los que este sector cuenta".

Las mismas fuentes aseguran que en el sector de bingos y casinos la prisa "es relativa puesto que tienen reservas a abrir con límites de aforo".

El director general de Cejuego, Alejandro Landaluce, confía en que se trate de "un olvido" de Sanidad e insiste en reclamar una reapertura "lo antes posible". Dice que, con los controles de acceso del público a sus locales, ofrecen una "garantía" extra de trazabilidad y seguimiento de posibles casos en caso de detectarse casos de coronavirus.

"Es mucho más difícil controlar el aforo en una terraza que en un salón de juego", dice Landaluce, que asegura que varias comunidades autónomas comparten esta tesis y cree que en estos establecimientos "sería facilísimo respetar las distancias" porque su aforo "nunca está en un 100%, ni un 50%". "Si nos dicen que el aforo debe ser un 40%, no hay problema".

El director de este lobby destaca que puede darse el caso de que abran centros comerciales con establecimientos de este tipo en su interior. "¿Van a abrir todos los locales salvo el salón de juego?", se pregunta. "No quiero creer que aquí hay temas de ideologías o de proteger al juego público. Si ya están abiertas las administraciones de Loterías y se pueden vender cupones de la ONCE, no tiene que haber diferenciación de actividades".

Landaluce asegura que el sector del juego es uno de los más golpeados por los ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) de fuerza mayor. El 63% de los trabajadores de las actividades de juegos de azar y apuestas estaban afectados en abril (19.055 personas), si bien en esa cifra estarían incluidos todos los trabajadores de Loterías que ya han abierto sus locales y los de bingos y casinos.

"Nos preocupa mucho más por los trabajadores del sector que por las empresas en sí", sostiene el director de Cejuego, que subraya que actualmente hay "dificultades tremendas para cobrar los ERTE".


 

 

Fuente:www.eldiario.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner