Las Marcas Más Valiosas Perderían Hasta 6 Mil Millones De Dólares Por El Covid-19

Las 25 marcas de la industria de las apuestas más valiosas del mundo, podrían perder en conjunto 6.000 millones de dólares en valor de marca como resultado de la pandemia, según el primer informe sobre la industria del juego por parte de una consultora de valoración comercial.

Brand Finance introdujo una clasificación en la industria del juego por primera vez este año, elaborando un ranking de las marcas más valiosas que va encabezado por la americana Wynn Resorts, con una valoración de 3.400 millones de euros.

Este análisis muestra que el sector del juego es uno de los más impactados a nivel mundial, y que podría enfrentar una pérdida de valor de marca de hasta un 20% de forma generalizada. Este impacto tendrá su eco tanto en los propios casinos, de modo presencial, como en las apuestas deportivas online, ya que la escasez de deportes activos y la reticencia a acudir a espacios cerrados harán mella en su éxito.

Sin embargo, existe una ventaja potencial para los juegos de casino y póker online como resultado de la búsqueda de entretenimiento en casa, y Brand Finance estima que las pérdidas potenciales de valor de marca en este segmento en concreto no deberían exceder el 10%.

Wynn Resorts es la marca de la industria del juego más valiosa del mundo, con una valoración de 3.4 mil millones de euros. La firma opera una marca muy consistente en todas sus propiedades, mientras que los establecimientos de la competencia ofrecen marcas segmentadas que son exclusivas de cada propiedad. Genting, cuyo valor de marca bajó un 20% hasta los 3.1 mil millones y Galaxy Macau, bajó un 37% hasta los 2.6 mil millones de euros, fueron las segundas y terceras marcas del sector del juego más valiosas este año. Ambas marcas sufrieron caídas significativas en el valor de la marca, asociadas con grandes caídas en las previsiones de ingresos.

International Game Technology (cuyo valor de la marca aumentó un 37,5% hasta alcanzar los 1.7 mil millones de euros) es la marca de juegos de apuestas más valiosa del mundo. IGT suministra varios productos a la industria del juego y logró un valor de marca superior a la de su competidora Scientific Games (que experimentó un aumento del 24,4% hasta los 1.4 mil millones de euros).

Bet365 es la marca de juego online más valiosa del mundo con un valor de marca de 1.4 mil millones de euros; un aumento en su valor de marca del 26,8% respecto a 2019. A la firma de propiedad privada, le siguen competidores como Paddy Power (valor de la marca de 631 millones de euros +27,1%), BetFair (603millones, +11%) y PokerStars (572 millones, -37,5%), todos de propiedad pública Flutter Entertainment.

Además de medir el valor general de la marca, Brand Finance también evalúa la fortaleza relativa de las marcas, en función de factores como la inversión en marketing, familiaridad, lealtad, satisfacción del personal y reputación
corporativa. Según estos criterios, Galaxy Macau sigue siendo la marca de la industria del juego más fuerte con una calificación AA + a pesar de haber sufrido una caída de la calificación AAA este año.

Teresa de Lemus, directora gerente de Brand Finance España, dijo que "hay una gran oportunidad para diversificar en el sector aprovechando la situación pero también hay que proteger al jugador fidelizado para que no sea difícil de recuperar".

Como es posible imaginar, la industria del juego en España encara varios desafíos distintos en la actualidad, no solo en la lucha contra el impacto provocado por el coronavirus, con el cierre de establecimientos, si no con su propio producto. Las apuestas deportivas, de hecho, acaparan el 98% del total de apuestas que se realizan en España, y con las competiciones paradas por completo, las compañías españolas están siendo obligadas a buscar otros nichos de mercado para evitar la quiebra técnica.

El principal operador español del sector del juego es la catalana Cirsa (propiedad de Blackstone), que cerró el primer trimestre del año con una caída del 14,1% de su beneficio operativo, hasta los 88,8 millones de euros, y un descenso del 6,1% en sus ingresos de explotación, que bajaron hasta 355,7 millones. El mencionado fondo de capital riesgo estadounidense compró la empresa española en abril de 2018 por casi 2.000 millones de euros a la familia Lao en un contexto donde la evolución de la compañía era muy rentable y se preparaba la salida a bolsa para 2020. Sin embargo, la irrupción del coronavirus y la necesidad de acometer una refinanciación previa truncaron los planes de Blackstone, que dispone de 3.000 centros de apuestas, 148 casinos, 242 salones de juego, 76 bingos, 69.700 máquinas tragaperras y 14.900 empleados en los nueve países en los que opera.

La situación de Cirsa, además, es parecida a la de la madrileña Codere. La compañía, patrocinadora y socia del Real Madrid y propiedad de varios fondos de capital riesgo, la segunda del sector en España, busca 100 millones de euros de financiación que ha encargado a Bank of America y Credit Suisse. Codere registró unas pérdidas de 97,1 millones de euros en el primer trimestre de este año, lo que supuso unos ingresos operativos durante este periodo un 21,3% por debajo del año anterior, como consecuencia del cierre temporal del negocio presencial por motivo de las medidas restrictivas frente al coronavirus impuestas en todos sus mercados.

Además de Sportium, del grupo Cirsa y Codere Online, hay otras tres marcas españolas que despuntaron en el sector online, como son Luckia Apuestas, y las vascas Kirolbet y Retabet.


 

 


 
Banner
Banner
Banner