La ONCE Pidió Regular Expansión De Casas De Apuestas Y Del Juego Online

El presidente de la ONCE y Grupo Social ONCE, Miguel Carballeda, alertó en el Congreso de los Diputados de España sobre los peligros asociados al juego online y a la proliferación de casas de apuestas "pegaditas a los colegios".

Lo destacó ante el grupo de trabajo de Políticas Sociales y Sistema de Cuidados de la comisión de recontrucción, donde también recalcó que los estudios registran "un importante" incremento de la ludopatía entre los más jóvenes, por lo que pidió regular dichos sectores.

Carballeda alertó sobre el aumento de las adicciones al juego y a las apuestas deportivas durante el confinamiento, y lamentó que no se hubiera valorado antes los efectos de las casas de apuestas y su ubicación estratégica, pegadas a los colegios para evitar "el incremento de juego en los menores y las consecuencias de tirar de la tarjeta de los padres".

El presidente de la ONCE afirmó que algunos tipos de juego, como las modalidades online o las apuestas deportivas, "fomentan la adicción". "Nosotros defendemos el juego público, como el de Loterías y Apuestas del Estado", declaró, "y el juego semipúblico", gracias al cual la ONCE financia servicios de rehabilitación, educación, inserción laboral y otros apoyos para millones de personas ciegas y con otras discapacidades.

Preguntado sobre la financiación del Tercer Sector, Carballeda instó al Gobierno a buscar alternativas para que el nuevo diseño de la X solidaria sobre el Impuesto de Sociedades no perjudique a las organizaciones sociales de ámbito estatal.

Estas ya se vieron muy afectadas cuando Catalunya reclamó la gestión autonómica de la casilla de fines sociales del IRPF, y agregó que la incorporación de otros beneficiarios a la X solidaria de las empresas, como las organizaciones de Cooperación para el Desarrollo o las ecologistas, supondrá
otra reducción.

"No es que nos parezca mal, pues también necesitan fondos", pero "no se pueden cambiar las reglas de juego a mitad del partido", declaró Carballeda. Por eso, reclamó al Ejecutivo que garantice que el tercer sector, que tantas necesidades atiende, "no sufre más recortes".

Carballeda recordó que el Grupo Social ONCE es el cuarto empleador privado de España y el primero a nivel mundial de personas con discapacidad. Su plantilla la integran más de 73.000 trabajadores, de los que el 70% tienen alguna discapacidad. "Nuestro objetivo para 2020 era superar los 75.000 empleados", propósito que no se logrará a causa de la Covid-19, lamentó. De hecho, añadió, "los más de 19.000 vendedores de ONCE, así como otros miles y miles de Fundación ONCE e Ilunion, están inmersos en distintos tipos de ERTE".

Carballeda destacó que los vendedores del cupón de la ONCE volverán a las calles el 15 de junio, tras haber estado en situación de ERTE durante a crisis por la covid-19, para "traer ilusión y la suerte que tanta falta nos hace".

Indicó que el cierre de la actividad a causa de la Covid-19 ha representado unos seis millones de euros en pérdidas al día para la organización.

El 3% de todo lo que se recauda con la venta del cupón se entrega a la Fundación ONCE, que a su vez dirige estos fondos a todo tipo de entidades de personas con discapacidad para sus programas educativos, de accesibilidad, ocio, participación, etc. "Como no hemos podido vender, todas las transferencias a la Fundación ONCE y a las distintas asociaciones se han interrumpido", explicó.


 

 

Fuente:www.publico.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner