Objetan Plan De Reestructuración De Casinos Austria

El Sindicato de Empleados del Sector Privado, Imprenta, Periodismo y Papel de Austria (GPA-djp) atacó el ambicioso plan de reestructuración acordado por Casinos Austria a principios de esta semana, al argumentar que la supervisión estatal del negocio falló.

Este plan, descrito como la mayor reorganización en la historia de Casinos Austria por la directora ejecutiva Bettina Glatz-Kremsner, tiene como objetivo reducir los costos de personal y materiales en más de 40 millones de euros, y reestructurar sus operaciones y equipos humanos.

Si bien la gerencia afirmó que preservará 1.200 empleos en todo el negocio, también dará lugar a una serie de despidos. El periódico austríaco Kurier estima que se perderán 500 empleos en todo el negocio.

El director nacional del GPA-djp, Karl Dürtscher, atacó la reestructuración, alegando que "ciertamente no era lo mejor para el estado y los contribuyentes".

Dijo que el estado "debería hacer todo lo posible" para proteger los empleos en un momento de gran incertidumbre económica causada por el Covid-19, especialmente porque es copropietario del negocio a través del brazo de inversión estatal Österreichische Beteiligungs (ÖBAG).

Finalmente, describió el plan como una muestra de la política del estado austriaco hacia los casinos. Austria demostró "un claro fracaso del liderazgo", acusándolo de observar sin hacer nada mientras se realizaban recortes a expensas de los empleados y contribuyentes.

Dijo que las discusiones serias sobre un plan a futuro que involucre a los empleados de Casinos Austria habrían podido encontrar alternativas que podrían haber sido igualmente exitosas para asegurar el futuro del negocio.

"El modelo de casino de Austria no está diseñado exclusivamente para maximizar las ganancias a toda costa", continuó Dürtscher. "No se trata solo de empleos de alta calidad en los casinos, sino de crear una cadena de valor económica que es de gran importancia para ciertos sectores, como el turismo.

"Ahora apoyaremos al comité de empresa del casino para moderar el paquete y encontrar soluciones razonables [que no resulten en] que 500 empleados pierdan sus empleos", agregó. "Instamos a la junta a ser flexible para llegar a una solución, algo que ha sido posible en regímenes anteriores".

El plan fue aprobado por la junta de supervisión del operador a principios de esta semana. Glatz-Kremsner explicó que el negocio había sido gravemente interrumpido por la nueva pandemia de coronavirus, que cerró los casinos entre el 16 de marzo y el 29 de mayo. Esto ocurrió en un momento en que ya estaba experimentando cambios significativos como resultado de la prohibición de fumar en Austria, dijo.


 

 

Fuente:www.igamingbusiness.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner