El Covid-19 También Golpeó A Los Salones De Pachinko

De acuerdo a los datos de la Agencia Nacional de Policía de Japón, a finales del 2019 el número de salones del popular juego pachinko (una mezcla de pinball y tragamonedas) autorizados cayó por debajo de los 10.000, reduciéndose en 421 respecto al año anterior, hasta los 9.639. La cantidad de máquinas de pachinko también bajó en ese mismo período en 80.000 unidades. Ahora totalizan los 2.560.000.

La mayor cifra de salones de pachinko se registró en 1990, cuando había 17.000 de estos negocios funcionando en todo el país. La diversificación del sector del entretenimiento, unida a las regulaciones que limitan el número de bolas ganadoras (dedama), han contribuido a una caída tanto en el número de salones como de jugadores.

Los salones con menos de 100 máquinas aumentaron en número respecto al año anterior con 9 establecimientos más, hasta un total de 219. No obstante, en comparación con 2015, el número de salones pequeños se ha reducido en 43 en los últimos cinco años. En contraste, los salones con más de 1.000 máquinas aumentaron en 26 hasta los 346. En total, la cifra de salones de este tipo ha aumentado en 68 desde 2015, demostrando un creciente interés por los salones de pachinko de gran tamaño.

El número de máquinas por salón, entre las que se incluyen las "pachislot", aumentó de 405 en 2015 a 427,7 en 2018, y
hasta las 435,3 en 2019.

El 10% de la población de Japón juega al menos una vez a la semana a Pachinko, el juego de apuestas centenario en el que cada año se gasta el equivalente al Producto Interior Bruto de Nueva Zelanda

Una encuesta de Tokyo Sh?k? Research reveló que en mayo de 2020 dos salones de pachinko se declararon en quiebra. Entre enero y mayo de 2020 se registró un monto total de 12 bancarrotas, el doble de las ocurridas durante el mismo periodo de 2019. Tres de ellas estaban relacionadas con la crisis del Covid-19.

La encuesta también reflejó que los salones de pachinko se vieron profundamente afectados por la declaración del estado de emergencia a comienzos de abril, para contener la epidemia del nuevo coronavirus, y sugiere que es posible que se produzcan más de 30 bancarrotas en 2020, la mayor cifra registrada desde 2014.


 

 

Fuente:www.nippon.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner