Renuncia De Primer Ministro Complica Legalización Del Juego

Se espera que la renuncia del primer ministro del Japón, Shinzo Abe, complique el ya estancado proyecto para introducir complejos con casinos en ese país.

En declaraciones parlamentarias efectuadas en junio, Abe expresó su entusiasmo por seguir adelante con el desarrollo de la legalización de los casinos, incluso en medio de la pandemia de coronavirus.

"Se espera que el turismo se recupere una vez que se contenga la enfermedad infecciosa. Los resorts integrados con casinoc ayudará a Japón a convertirse en un país de turismo avanzado", dijo Abe en ese momento, refiriéndose al desarrollo de esos establecimientos.

El gobierno planea desarrollar hasta tres complejos de ocio con casinos, como motor del crecimiento económico del país. Planeaba formalizar sus criterios para seleccionar ciudades anfitrionas a hospedar esos complejos a partir de enero de este año.

En diciembre del año pasado, sin embargo, salió a la luz un escándalo de soborno que involucró a Tsukasa Akimoto, ministro de estado a cargo del desarrollo de los resorts integrados, lo que obligó al gobierno a suspender el proceso de formalización de los criterios.

El brote de coronavirus asestó un golpe adicional al desarrollo del plan impulsado por Abe. "Necesitamos centrarnos en las respuestas al coronavirus. Queda por ver cuándo se formalizarán los criterios", dijo un funcionario del gobierno.

La renuncia del primer pministro puede paralizar aún más el proceso, posiblemente afectando el objetivo del gobierno de abrir complejos de casinos a mediados de la presente década.

El proceso retrasado está afectando los preparativos de los gobiernos locales que buscan albergar casinos.

Los gobiernos de la prefectura y la ciudad de Osaka han abandonado sus planes de abrir un casino antes de la Exposición Universal de 2025 en la ciudad.

El gobierno de la ciudad de Yokohama, prefectura de Kanagawa, al sur de Tokio, ha dicho que su plan de abrir un casino resort a fines de la década de 2020 podría posponerse. También ha habido un retraso en los preparativos de los gobiernos de las prefecturas de Wakayama y Nagasaki.


 

 

Fuente:www.japantimes.co.jp

 

 


 
Banner
Banner
Banner