Siguen Las Controversias Por Complejo De Ocio Catalán

Mientras que la plataforma Aturem BCN World y el grupo proteccionista GEPEC-EdC presentaron una denuncia a la fiscalía provincial de Tarragona por "presuntas irregularidades" del Gobierno de Cataluña en la autorización de la licencia de juego a Hard Rock International y en la compraventa de los terrenos de La Caixa, para la construcción del megacoplejo de ocio, el pleno del Parlamento rehusó una propuesta de resolución entre comuns y CUP, que pedía no formalizar el acuerdo por el que Incasòl avanzará € 96 millones de los 120 totales para la compra de esas tierras, pese a que JxCat y ERC se dividieron en la votación.

La resolución fue rechazada con el voto en contra de JxCat, el voto favorable de PSC-Units, comuns y la CUP, y la abstención de Cs, ERC y el PP.

La propuesta planteaba que el Parlament rechazara las condiciones acordadas por el Gobierno por las que el Incasòl avanzó parte del dinero de la compra de los terrenos del macrocomplejo Hard Rock Entertainment World, ya que comuns y CUP consideran que la Generalitat "debería hacer frente a las posibles indemnizaciones de los antiguos propietarios, asumir los costes financieros y deberá recomprar los terrenos durante diez años si así lo reclama la empresa compradora".

Pese a ser un proyecto avalado por el Gobierno catalán, que siempre aseguró que no supondrá ningún gasto para las finanzas de la Generalitat, destaca que los dos socios del Ejecutivo se divideron: JxCat votó en contra de la propuesta y ERC se abstuvo.

Fuentes de JxCat dijeron que su posición en la votación corresponde a la posición que siempre mantuvo el gobierno y sostuvo que en un momento de crisis provocada por el coronavirus no se puede renunciar a ninguna inversión de este tipo.

Por su parte, de acuerdo a Aturem BCN World y GEPEC-EdC, el Departament d'Economia no contestó a una
petición de mayo en la que denunciaban la nulidad de la adjudicación de la licencia de casino, puesto que la empresa no podía acreditar la disponibilidad de los terrenos. Recuerdan que esta era condición requerida y que fue "infringida" puesto que Hard Rock perdió la disponibilidad de los terrenos, de los cuales tenía una opción de compra "que expiró". Añaden que la prueba es que quien finalmente adquiere los terrenos es el Incasòl.

En la denuncia también apuntan un "uso abusivo e irregular" de las prórrogas concedidas a Hard Rock porque presentara determinada documentación requerida por la Generalitat. Estas prórrogas "vulneran los plazos previstos por la ley y disposiciones de régimen administrativo" y "pueden ser constitutivos de un presunto delito de prevaricación", afirman Aturem BCN World y el GEPEC-EdC.

Por otro lado, apuntaron que la publicación a prensa de las condiciones y cláusulas entre La Caixa, Incasòl y Hard Rock "son un elemento más que puede constituir un presunto delito de malversación y puesta en riesgo de fondos públicos".

Las dos entidades reiteraron en la Generalitat la petición de revocar la licencia de casinos y archivar el expediente del concuro público, así como que depure "las responsabilidad oportunas".


 

 

Fuente:www.europapress.es y www.cope.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner