Caesars Compra William Hill Por 3.700 Millones De Dólares

El operador de casinos estadounidense Caesars Entertainment acordó hoy la adquisición del grupo de juego británico William Hill por 2.900 millones de libras (U$S 3.700 millones) para expandirse en el mercado de apuestas deportivas de rápido crecimiento en Estados Unidos.

El grupo, propietario del Caesars Palace de Las Vegas, tiene la intención de vender las operaciones de William Hill fuera de los EE UU., incluidas más de 1.400 casas de apuestas en el Reino Unido, y dijo que integraría el negocio estadounidense en Caesars con pocas o ninguna pérdida de empleos.

Podría vender los activos del Reino Unido al grupo de capital privado Apollo, dijeron fuentes a la agencia Reuters, y si eso fallaba, lanzaría un proceso de subasta.

Las acciones de William Hill, que ya ofrece apuestas deportivas en los casinos Caesars en Estados Unidos, alcanzaron un máximo de dos años de 312 peniques el viernes, después de que la compañía británica dijera que había recibido ofertas de adquisición separadas de Caesars y Apollo.

Con la junta respaldando el acuerdo con Caesars, los precios del mercado ahora indican que los inversores esperan que se lleve a cabo la adquisición de 272 peniques por acción por parte de la compañía estadounidense. Las acciones de William Hill cayeron un 0,15% a 273,85 peniques.

"Esta es la mejor opción", dijo el presidente de William Hill, Roger Devlin.

El acuerdo, que Caesars financiará en parte a través de una emisión de nuevas acciones por valor de 1.700 millones de dólares, es un movimiento para tomar el control y expandir la empresa conjunta de apuestas deportivas de las compañías en Estados Unidos, actualmente en un 80% propiedad de William Hill.

Las apuestas deportivas en los Estados Unidos, durante mucho tiempo reservadas a las casas de apuestas informales, están creciendo rápidamente después de un fallo histórico en 2018 y las empresas de juegos de azar están buscando experiencia europea para respaldar la expansión.

En Gran Bretaña, William Hill cerró más de 700 tiendas de apuestas después de que las nuevas regulaciones limitaran la participación máxima en las lucrativas máquinas de juego. Entre sus rivales en el Reino Unido se incluyen GVC, propietaria de la marca Ladbrokes, así como Flutter Entertainment.

Los analistas de Jefferies dijeron que la perspectiva de una batalla de ofertas con Apollo se había desvanecido, debido a la amenaza de que Caesars rescindiera la empresa conjunta si su acuerdo fracasaba. Para que la oferta se lleve a cabo, necesita un 75% de apoyo de los accionistas de William Hill.


 

 

Fuente:www.cnbc.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner