Cambios Al Proyecto De Casinos Exigirían Referendos Locales

La Senadora Ellyn Bogdanoff, Republicana de Fort Lauderdale, presentó el viernes por la tarde una revisión para el controversial proyecto de ley sobre casinos que surgió en octubre. Un Comité del Senado comenzó a considerar la propuesta que autorizaría tres mega-casinos en la Florida, ofrecería la posibilidad de más juegos en los centros de apuestas mutuas y trataría de frenar los llamados ‘Internet cafés’.

Este lunes, el Comité de Industrias Reguladas del Senado estatal de la Florida ha comenzado a discutir un proyecto de ley al cual se le han hecho significativos cambios, cuya aprobación permitiría la construcción de tres mega-casinos.

En un esfuerzo por ganar apoyo y silenciar a los críticos, la senadora Ellyn Bogdanoff, promotora del proyecto de ley ante el Senado para traer casinos turísticos a la Florida, quiere dejar que los votantes aprueben cualquier nuevo juego de azar y permitir que los demás condados, además de Miami Dade y Broward compitan por obtener los permisos.

La revisión no cambia el eje del proyecto: Bogdanoff ha presentado modificaciones al proyecto de ley original, entre ellos que los votantes sean los que en definitiva aprueben o rechacen los nuevos casinos mediante un referéndum local. Los casinos serían parte de proyectos de uso mixto, y a los dueños se les pedirá que inviertan por lo menos $2 mil millones en cada proyecto.

La propuesta revisada abriría la puerta a la posibilidad de un casino turístico en Tampa Bay, o en el condado de Palm Beach, y permitiría a los votantes de condados aparte de Miami-Dade y Broward, aprobar la instalación de máquinas tragamonedas en sus pistas de caballos, canódromos y frontones de jai alai. Sin embargo, para que ello sea posible es necesario que cada uno de los casinos sea aprobado en referendos locales por los condados.

El proyecto también daría una serie de pasos para calmar las objeciones de la influyente industria de apuestas mutuas. Por ejemplo, parte de la revisión permitiría a los centros de apuestas mutuas ofrecer los mismos juegos que los casinos - como 21, dados y baccarat -. Para poder hacerlo, además de obtener aprobación en los referendos del condado, los centros de apuestas mutuas tendrían que pagar $125 millones en cuotas. Asimismo, la propuesta permitiría a los centros de apuestas mutuas en todo el estado ofrecer máquinas tragamonedas, una posibilidad que ahora está limitada a los centros en los Condados de Miami-Dade y Broward. Y tal expansión también necesitará la aprobación en referendos locales.

Impuestos

Si empiezan a funcionar los casinos, la revisión también reduciría de 35% al 18% el impuesto en los ingresos por máquinas tragamonedas en los centros de apuestas mutuas. Por otro lado, Bogdanoff dijo que había considerado la posibilidad de elevar la tasa impositiva de 10% a 18%, para los centros de apuestas mutuas que ofrezcan más variedad de juegos, tales como 21 y dados, pero los constructores de casinos dijeron que tal tasa no los estimularía a comenzar si se espera que hagan una inversión de $2 mil millones. Por lo tanto, la senadora mantuvo la tasa impositiva de 10 % para los casinos turísticos, pero sólo aquellas parimutuales que compiten directamente con ellos conseguirán la paridad. Para que las parimutuales obtengan los mismos juegos y tasas de impuestoss que los casinos, la enmienda de Bogdanoff les exige realizar una inversión mínima de $100 millones.

"Hay algunos que podrían utilizar una cirugía cosmética", dijo. "Si le pedimos a un destino turístico que gaste $2 mil millones para obtener juegos y una tasa impositiva de 10%, no creo que no sea razonable pedir que las parimutuales inviertan $100 millones".

La paridad propuesta para las parimutuales en el proyecto de ley revisado, no es suficiente para Dan Adkins, vicepresidente y director ejecutivo de HartmanTyner, propietaria de Mardi Gras Casino. Él quiere que el proyecto de ley le permita la opción de tomar su permiso de parimutuales para máquinas tragamonedas y llevarlo de la pista de Hallandale Beach a otra ubicación existente, como Westin Diplomat Resort & Spa, en Hollywood.

"Hay una manera correcta de hacerlo", dijo Adkins. "Simplemente no he visto el modelo correcto todavía".

La propuesta de Bogdanoff asimismo prohibiría la emisión de nuevos permisos para centros de apuestas mutuas después del primero de julio del 2012, algo que en el resumen dado por su oficina explica es con la intención de
detener la "expansión de los juegos de apuestas mutuas".

El Presidente del Senado, Mike Haridopolos, ha dicho que él quiere que el tema de los casinos vaya a voto del pleno del Senado. Pero no está claro si la Cámara de Representantes - que tradicionalmente se ha opuesto más al juego que el Senado - haría lo mismo.

Contribuye a la incertidumbre que influyentes cabilderos de negocios han tomado posiciones opuestas en cuanto a la aprobación de los casinos. Grupos como Associated Industries of Florida y Associated Builders and Contractos dicen que la ley crearía muchos empleos en la industria de la construcción.

Pero otros grupos, tales como la Cámara de Comercio de la Florida alegan que los casinos no llevarían a la creación de empleos que prometen sus defensores y podrían terminar dañando a los negocios ya existentes. "Más casinos en la Florida es malo para el futuro de la Florida", dijo Mark Wilson, presidente de la Cámara.

Se amplía el objetivo

La propuesta revisada va más allá de la versión original del proyecto de ley para ocuparse de temas como los 'Internet cafés', que han aparecido en pequeños centros comerciales por todo el estado. Los cafés dicen que ellos ofrecen juegos de rifas por computadoras que son legales, pero los críticos dicen que estos juegos equivalen a una forma de juego de azar. La enmienda de Bogdanoff no llega a prohibir los cafés. Pero les impondría una serie de regulaciones tales como pedir que los negocios obtengan fianzas y les prohibiría sugerir en carteles exteriores que ofrecen juegos de azar.

"El objetivo es pasar de los juegos predatorios regionales al tipo de juego que produce el desarrollo económico a través del turismo, convenciones y ferias comerciales", dijo la senadora.

La enmienda de Bogdanoff incluye casi tres docenas de cambios a su proyecto de ley. Entre ellos se encuentra una disposición que establece una fórmula para que los casinos paguen un mínimo de $250,000 al fondo fiduciario de juego compulsivo. Los casinos que generan negocios mayores tendrán que pagar más al fondo.

El senador Dennis Jones, republicano de Seminole y presidente del comité, dijo que los cambios al proyecto son capaces de resolver muchas de las preocupaciones que los miembros del comité tenían cuando su proyecto fue discutido por primera vez en diciembre. "Ella realmente se acercó para dar cabida a las inquietudes de todos los miembros", dijo.

No obstante, sebe considerarse que quizá no se logre en esta sesión legislativa finalizar este proyecto ya que hay que ocuparse principalmente de la creación de los nuevos distritos electorales, algo que sólo se hace cada diez años y que por lo regular conlleva largas deliberaciones y discusiones. Pero, aunque este año no se defina, la posibilidad de la creación de los casinos sigue muy presente para el Sur de la Florida.

Lo importante es que si el Comité de Industrias Reguladas acepta la nueva versión del proyecto de ley, los votantes serán los que tendrán la última palabra. Por eso es necesario que, desde ahora, se empiece a crear conciencia sobre lo que realmente traen consigo los casinos.

Para ellos, se deberá dejar claro cuáles serían los costos reales para los contribuyentes locales al permitir un proyecto de esta envergadura en el centro de la ciudad en términos de vigilancia de policía, cierres de calles, desvíos del tráfico, etc. Por otra parte, los negocios locales de restaurantes, hoteles y pequeñas tiendas seguramente perderán clientela y algunos quizás tendrán que cerrar.

Del mismo modo, los ciudadanos tendrán que contemplar si están dispuestos a exponerse al riego de ciertas problemáticas sociales que acompañan al juego, entre ellos la adicción. Por eso es tan importante que los medios de información y las instituciones cívicas esgriman razonables argumentos sobre los casinos y que se informe a la ciudadanía mediante artículos, seminarios, programas de radio y televisión para que los votantes estén bien preparados antes de emitir su voto cuando el momento llegue.


 

 

Fuente:www.diariolasamericas.com y www.elnuevoherald.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner