La Oposición Y Los Trabajadores Españoles Contra El Proyecto “Euro-Vegas” De Adelson

Los grupos opositores de España se han mostrado contrarios a que el Ejecutivo otorgue privilegios a una empresa norteamericana para la construcción de un macrocomplejo de ocio en la región. Del mismo modo, la Unión General de Trabajadores rechazó los cambios legislativos que exige el proyecto 'Las Vegas' propuesto por Sheldon Adelson. Voceros del Partido Popular, sin embargo, aseguran que la iniciativa no supone "barra libre" en el cumplimiento de la ley.

En España se propuso un nuevo método para combatir el desempleo (que ya supera el 20%): las autoridades municipales y regionales de Madrid quieren construir un gran complejo de casinos en la capital y sus afueras. De este modo, se intenta sacar provecho de la pasión española por los juegos de azar, así como a la afluencia de turistas a través de un macrocasino que podría generar más de 200.000 puestos de trabajo, lo que eliminaría la mitad del paro actual en la región capitalina.

Hace ya varios meses, el magnate del juego norteamericano, Sheldon Adelson, presentó un proyecto que podría convertir a la capital de España en 'la nueva Las Vegas'.  El empresario pretende construir un macrocomplejo de ocio con 12 hoteles, 36.000 habitaciones, seis casinos, teatros, golf y restaurantes, cuya inversión superaría los 18 mil millones de euros hasta 2022.

El multimillonario Adelson, propietario del grupo Las Vegas Sands Corporation y de varios hoteles y casinos en la 'ciudad del pecado', ha solicitado para desarrollar su propuesta, una serie de condiciones a nivel del Estatuto de los Trabajadores, los incentivos estatales, el marco regulatorio y la tributación, entre otros.

Mientras la afición de los ciudadanos españoles a los juegos de azar, tragaperras y loterías les hizo perder unos 10.000 millones de euros solo en 2009, el paro en España es el peor en toda la Unión Europea, superando el 20% desde hace ya algunos años y alcanzando un 45% entre los jóvenes. En este contexto, la propuesta de Adelson viene produciendo opiniones encontradas por parte del oficialismo y  la oposición, como de los sindicatos de trabajadores.

El diputado por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE),  José Quintana, ha destacado, en la conferencia de prensa posterior a la Junta de Portavoces de la Asamblea, que el proyecto 'Las Vegas', basado fundamentalmente en el juego, prevé incluso "un compromiso de suelo gratis", mientras se deja de invertir en educación o salud. Ha sostenido que "no se puede admitir este tipo de política" y menos en situación de crisis. "Sería un paraíso fiscal rozando la esclavitud laboral", ha añadido.

La diputada de izquierda Unida (IU), Eulalia Vaquero, ha explicado que esta formación se opone "no sólo al invento en sí mismo", que les preocupa, sino "a la forma en la que el Gobierno regional piensa llevarlo a cabo, saltándose todos los límites, regulaciones y normativas habidas y por haber", lo que ha considerado "una irresponsabilidad".

"Cualquier proyecto que pueda alterar el tema territorial, medioambiental o de infraestructuras debería ser consensuado de manera más rigurosa y con mucha más información", ha agregado, para concluir diciendo: "de entrada, así, no".

El portavoz de Unión, Progreso y  Democracia (UPyD) de la Cámara, Luis de Velasco, ha afirmado que no le gusta "ni el proyecto ni la finalidad", ya que se trata de un empresario que lidera el negocio de juego en Estados Unidos y en la isla de Macao.

Ha expresado su rechazo a que se prevean "excepciones legislativas en temas que van desde el Estatuto de los Trabajadores hasta los horarios comerciales o la ley del tabaco".

"Se trata de establecer la república independiente del juego", ha sostenido, y se ha preguntado si se crearían los 200.000 empleos prometidos y cuál sería su calidad.

La oposición de los trabajadores

La Unión General de Trabajadores (UGT) ha rechazado los cambios legislativos que exige Adelson. El organismo se opuso a la modificación del Estatuto de los Trabajadores y la Ley de Extranjería, la exención en las cuotas de la Seguridad Social, la exoneración fiscal, y la relajación de la legislación contra el blanqueo de capitales, según ha informado el sindicato en un comunicado.

El secretario general de UGT-Madrid, José Ricargo Martínez, ha indicado que ningún casino "puede quebrar el ordenamiento laboral que ha exigido un esfuerzo ímprobo por parte de los agentes sociales y los partidos políticos", y ha destacado que la fiscalidad española necesita una reforma en profundidad, pero para consolidar su carácter progresivo.

En cuanto a la modificación que Adelson exige de la ley antiblanqueo, Martínez ha subrayado que los "principios democráticos españoles son firmes" y nadie los puede trastocar a su capricho.

Por lo que respecta a que menores de edad y ludópatas puedan acceder al complejo de ocio, Martínez ha dicho que todos aquellos que defiendan condiciones inaceptables y denigratorias de la dignidad humana, "tendrán a la UGT enfrente".

El secretario duda de "colonizadores del siglo XXI como Adelson que piden mucho y dan poco", en clara alusión al préstamo de 25 millones de euros que exige el empresario le conceda la UE.

Además, ha señalado que Las Vegas Sands también solicita las necesarias reformas de infraestructuras para garantizar una buena comunicación con el complejo y la cesión gratuita del terreno por parte de la Comunidad de Madrid.

El sindicato ha desconfiado de que iniciativas como esta resuelvan el problema del desempleo en la Comunidad de Madrid, y ha defendido que la precariedad y la explotación laboral y los negocios fraudulentos sugeridos por Adelson no son soluciones para remontar la crisis.

¿Qué dicen desde el PP?

Por su parte, el portavoz del Partido Popular (PP), Íñigo Henríquez de Luna, ha defendido el proyecto porque generaría 200.000 puestos de trabajo directos y ha sostenido que "todo lo que sea inversión, sobre todo extranjera, es algo muy positivo".

"Seguro que otras comunidades autónomas estarían deseando acoger una inversión multimillonaria como ésta", ha añadido, y ha dicho que las "facilidades" que se prevé otorgar "no significan barra libre y que se obvie el cumplimiento de la ley, como ayer dejaron claro la presidenta y la alcaldesa".

"Una cosa es que se ayude, se apoye y se flexibilicen algunas cuestiones administrativas, y otra cosa es pasar por encima de los principios que defiende el PP en las instituciones", ha agregado.

El portavoz popular ha sostenido que "cualquier instalación pequeña o mediana (que quiere instalarse en un municipio), si se indaga, recibe apoyo y ayudas institucionales por parte del ayuntamiento" correspondiente, ya que "todas las administraciones compiten en un mercado global".


 

 

Fuente:www.abc.es, www.europapress.es y actualidad.rt.com

 

 


 

Comentarios  

 
-1 # Boni 25-01-2012 18:38
Estos políticos, solo hablan de cifras..empleos o ganancias.
Se comen el pavo antes de desplumarlo.
Lo que dice Íñigo Henríquez, me parece y es opinión compartida, que no nos interesa ese negocio, a pesar de que Aguirre dijo..que la ciudadanía estaba contenta ?
Con las exigencias y condiciones no interesa a nadie! ni a madrid, ni a ninguna otra comunidad
Total ellos no pierden nada, porque si sale mal en caso de que se haga, el gasto creado y avalado por el gobierno lo pagariamos todos los españoles, no solo los de Madrid, (como dice Iñigo "que cualquier C.Autonoma le gustaria tener el proyecto" )
No se,no entiendo como hablan así sabiendo lo que pide Adelson, en fin no creo que poner los reglamentos, leyes, etc de un pais patas arriba por que venga este personaje, interese a nadie.
 
Banner
Banner
Banner