Otra Demanda Contra Steve Wynn

Universal Entertainment, compañia controlada por el magnate japonés de pachinko, Kazuo Okada, informó hoy que presentó una demanda por daños en la Corte del Distrito de Tokio, por 11 mil millones de yens, casi 140 millones de dólares, contra el operador de casinos Wynn Resorts.

La empresa dijo en un comunicado que la demanda, equivalente a 140 millones de dólares, se entabló por el daño causado al precio de sus acciones y a sus negocios, a causa de la decisión de Steve Wynn de eliminar a Okada de su junta directiva y recuperar el valor de 2,77 mil millones dólares de acciones de Wynn, propiedad de Universal.

Okada y el  jefe de Wynn Resorts, son antiguos amigos y socios de negocios, pero han recibido acusaciones por parte de los entes reguladores, que están investigando posibles violaciones de la ley de anticorrupción de Estados Unidos.

La demanda presentada en Tokio sugiere que las acciones de Wynn y sus comentarios dañaron el precio de las acciones de Universal Entertainment, obstaculizando sus oportunidades de negocio además de dañar la reputación de Okada.

"Esta acción afirma que Steve Wynn ha incurrido en fraude, engaño, robo y traición al mantener el control de sus empresas de juego y enriquecerse a sí mismo, sobre la base de un falso pretexto predeterminado", dijo la empresa en un comunicado.

Ambas partes ha mantenido un litigio durante meses. Wynn se negó a respaldar el plan de Okada para construir un proyecto de un casino de 2 mil millones de dólares en las Filipinas, y dijo que podría competir en ese lugar con su propio negocio "Wynn Resorts". Mientras tanto, Wynn encargó una investigación y demandó Okada en Nevada, basado en el incumplimiento de sus deberes fiduciarios y otras "incorrecciones graves".

En marzo, Universal presentó una demanda, cuestionando una donación por Wynn Resorts a la Universidad de Macao que ahora está siendo investigada por la Comisión de la Bolsa de Estados Unidos y la Comisión de Juego de Nevada, como una posible violación de la ley anticorrupción en el extranjero (Foreign Corrupt Practices Act).

Okada - uno de los empresarios más ricos de Japón, con un patrimonio neto de más de 1,8 mil millones de dólares-, comenzó vendiendo máquinas de discos y se expandió a la venta de máquinas tragamonedas y máquinas de pachinko. El Pachinko es una forma popular de pinball que evita la
legislación japonesa contra el juego, mediante la concesión de premios que los jugadores pueden intercambiar por dinero en efectivo.

Asimismo, Okada es dueño de Wynn Resorts a través de su compañía de juegos de casino con sede en Japón, Universal Entertainment. La compañía dijo que va a solicitar una orden judicial, para impedir la recompra forzosa de la participación del 20 por ciento en Wynn Resorts. Por su parte Wynn Resorts, dijo en una presentación ante los reguladores el miércoles, que su investigación había demostrado que "Okada no ha estado actuando en el mejor interés de la empresa y sus accionistas".

La empresa de Las Vegas también reveló que había solicitado a Okada dimitir de su junta directiva, pero que él se había negado. Wynn Resorts dijo que a los accionistas registrados el 30 de marzo, se les permitiría votar en una reunión para destituir a Okada de la junta directiva, si bien a la fecha no ha sido fijado este encuentro. Se necesitaría un voto de al menos dos tercios de los accionistas para destituir a Okada. Ya ha sido eliminado de los consejos de administración de Wynn Macao y Wynn Las Vegas Capital.

Wynn Resorts, afirmó el mes pasado que la investigación, dirigida por el ex director del FBI Louis J. Freeh, encontró más de tres docenas de casos en un período de tres años, en que Okada y sus asociados participaron en "actividades impropias para su propio beneficio." Eso incluye pagos en efectivo y regalos por un total de 110.000 dólares a los reguladores de juego extranjeros. Wynn Resorts aseguró que esas acciones estaban violando la ley contra la corrupción. La investigación también encontró que Okada y sus asociados habían tomado medidas para ocultar "la naturaleza y cuantía de estos pagos".

Basándose en el informe, Wynn Resorts anunció que su directorio decidió que Okada era "inadecuado". Los estatutos societarios prevén la amortización a "valor razonable", de las acciones en poder de personas no idóneas. Las acciones tenían un valor de 2.7 mil millones de dólares a mediados de febrero, y Wynn Resorts anunció que las compraría de nuevo por alrededor de 1,9 mil millones de dólares.

 


 

 

Fuente:www.nytimes.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner