Empresa De Okada Investigada Por Sobornos

Universal Entertainment, la empresa propiedad del magnate japonés Kazuo Okada, estaría involucrada en un caso de soborno relacionado en la construcción de un casino en Manila. Investigadores de Filipinas conjuntamente con el F.B.I. se concentran en un pago de 25 millones de dólares que la empresa ahora, niega haber abonado.

Rodolfo Soriano, consultor vinculado con el ex jefe regulador del juego en Filipinas, recibió ese pago por sus servicios en 2010, para garantizar los derechos sobre los terrenos donde construir el casino de 2 mil millones de dólares, dijo Universal. Sin embargo, según los registros a los que tuvo acceso la agencia Reuters demuestran que esos derechos se obtuvieron anteriormente, en el 2009.

El F.B.I. está involucrado porque el pago se originó en la filial Universal de Nevada. Tanto el F.B.I. y la Oficina Nacional de Investigación de Filipinas, estuvieron investigando transferencias a Soriano por un total de 40 millones de dólares desde el año pasado por un posible caso de soborno.

En una audiencia de tres días con la Junta de Control de Juegos de Nevada que concluyó el viernes, una fuente allegada a la empresa Universal, dijo que las preguntas se centraban sobre esos pagos. Entre los presentes interrogados estaba el magnate Kazuo Okada.

En un comunicado emitido por Universal luego de la audiencia, la empresa señaló que creía que el pago de 25 millones de dólares para Soriano no se debería haber hecho.

Universal dijo que su Consejo, no había sido consciente de que el problema de los derechos de la tierra, habían sido resueltos entre Universal y el propietario de esos derechos a finales de 2009, sin que el dinero cambiara de manos.

Se culpó asimismo a tres ex empleados japoneses por el pago equivocado, y dijo que uno de ellos había ocultado información a la Junta, que podría haber evitado la transferencia.

Universal demandó a los tres hombres el año pasado, alegando que eran los culpables de pagos por 15 millones de dólares a Soriano, sin la debida autorización. No se presentó ninguna prueba en apoyo de que también eran responsables del pago de los 25 millones de dólares.

Los tres ex empleados que no quisieron hacer comentarios, habían presentado reclamo a la empresa en los tribunales de Tokio.

Al momento se desconoce el paradero de Soriano.

Universal genera la mayor parte de sus ganancias de las máquinas de pachinko en Japón.

El proyecto de ese casino es la primera incursión en Filipinas de Universal en el sector y es un elemento central de su impulso para expandirse en el extranjero.

Cuando Universal pagó 300 millones de dólares para la adquisición de terrenos ganados al mar, para su proyecto de casino en la Bahía de Manila en 2008, consiguió apenas los derechos para desarrollar la obra en una docena de lotes, que representan aproximadamente una cuarta parte del total que necesita el complejo de lujo que espera abrir en 2014.
Los títulos de los lotes estaban en manos de un promotor local, Asiaworld Properties Philippine, de acuerdo a los registros.

Universal se dirigió entonces al ente regulador del juego filipino PAGCOR, para encontrar una solución al problema.

Un abogado del ente regulador asignado al caso, ayudó a mediar en un acuerdo en noviembre de 2009 en virtud del cual Asiaworld dejó a una filial de Universal llamada Eagle I Landholdings, las manos libres para consolidar y desarrollar esos lotes según lo estimara oportuno.

Eagle I estuvo de acuerdo en asumir el costo de la construcción de un área equivalente de caminos y espacios abiertos, después de lo cual convertiría la tierra bajo Paranaque City, el municipio local. La medida excluyó a Asiaworld de su deber legal de desarrollar los lotes y donarlos a Paranaque. No había ninguna transacción financiera por escrito en el contrato, según una certificada obtenida por Reuters.

El alcalde de Paranaque, Florencio Bernabe, dijo que agentes del FBI lo visitaron en enero para preguntar sobre el acuerdo que se firmó y otros documentos relacionados.

Asiaworld no tenía los fondos para el desarrollo de las autopistas y estaba dispuesto a autorizar a Eagle I para que asumiera ese costo.

"Para nosotros fue una buena noticia", dijo Arcel Fetizanan, abogado de la empresa. "Fue un simple acuerdo. No hay dinero involucrado".

Universal inicialmente demostró que 35 millones de dólares fueron pagados a Soriano con una factura y un contrato correspondiente indicando que su empresa pagaría 28 millones de dólares para resolver el problema de las autopistas y 7 millones de dólares en concepto de gastos como consultor, de acuerdo a los documentos.

El mes pasado, Universal determinó que 10 millones de dólares fueron enviados indebidamente a Soriano y volvieron a la empresa, y revisionó su contabilidad de pagos.

Un panel de expertos contratados por Universal para investigar los pagos, determinó que 25 millones de dólares habían sido debidamente autorizados, pero aún tiene que emitir un juicio sobre si la tarifa de consultoría, se justifica sobre la base de los servicios prestados por Soriano.

Universal reconoció que los 25 millones de dólares plantean la posibilidad de una nueva revisión contable. La Bolsa de Valores de Osaka, que supervisa su cotización en bolsa, había dado a Universal hasta el lunes para presentar pruebas que justifiquen el pago, dijeron personas familiarizadas con la investigación.

 

 


 

 

Fuente:www.reuters.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner