Nueva York Admitirá Más Casinos En Su Territorio

El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo llegó a un acuerdo con los legisladores para otorgar licencias para cuatro casinos en el norte del estado, como una de las medidas para impulsar la economía de la región, según un comunicado emitido hoy. Los votantes tendrán la última palabra mediante un referéndum en noviembre.

Bajo la ley de Nueva York, las medidas sobre el juego deben ser aprobadas en dos legislaturas consecutivas, seguidas de un referéndum popular. Los legisladores aprobaron el plan de Cuomo el año pasado y acordaron votar de nuevo antes de la sesión actual que finaliza esta semana.

La medida adoptada crearía dos rondas de licencias para casinos. Las primeras convocatorias son para cuatro centros de juego al norte del estado. Siete años después de que se vendan esas licencias, la segunda ronda permitiría otros tres casinos en lugares que se determinarán. Los condados de Suffolk y Nassau en Long Island,también podrían conseguir que se instale un centro con tragamoendas.

Cuomo dijo en un comunicado que la medida impediría a los estados vecinos con juego legal "tener los ingresos que deberían ir a nuestras escuelas".

Los casinos y otras medidas adoptadas forman parte del plan de Cuomo para reactivar la economía en el norte del estado. El costo del gobierno en la región aumentó 47% entre 2000 y 2010, mientras que la población se redujo en un 1,4 por ciento, indicó Cuomo.

Nueva York ya tiene cinco casinos completos operados por tribus indígenas bajo la ley federal. Además, el Estado permite máquinas tragamonedas en nueve pistas de carreras, incluyendo el hipódromo Aqueduct en Queens, y el Yonkers Raceway a 30 kilómetros al norte de Manhattan.

La New York Gaming Association, que representa a hipódromos con tragamonedas (racinos), se opone a una modificación para permitir casinos no tribales en el estado. El grupo, en cambio, quería que el Estado deje a los racinos ampliarse a casinos del estilo de los de Las Vegas, dijo James Featherstonhaugh, jefe de la asociación, en un
comunicado.

Cuomo opinó en una entrevista de radio el lunes pasado que la influencia de la asociación crea una situación "complicada".

"Estos racinos son jugadores bien financiados", dijo Cuomo. "No voy a dar sólo esta franquicia a cualquiera. Va a ir al mejor postor, con la mejor oferta".

Para avanzar con su propuesta, Cuomo firmó acuerdos con los grupos tribales, incluidos los Oneidas en el centro de Nueva York, los Mohawks cerca de la frontera de Canadá y los senecas en el oeste de Nueva York, lo que garantiza una zona de exclusividad en torno a cada uno de sus casinos. Esos acuerdos dejaron sólo tres de las seis regiones programadas para licencias de juego: el distrito de Saratoga capital, la zona del Valle Hudson Catskills, y la región sureña, cerca de la frontera del estado de Pennsylvania.

Foxwoods Resort Casinos y Muss Development LLC, una empresa de Nueva York, acordaron construir un resort en Liberty, a unos 100 kilómetros al noroeste de Manhattan, en Catskills. El acuerdo está aún sujeto a la aprobación de la enmienda constitucional y la aprobación de la Comisión de Juego estatal.

Por su parte, Las Vegas Sands Corp., la compañía controlada por el multimillonario Sheldon Adelson que es el mayor operador de casinos estadounidense, dijo que no tiene ningún interés en expandirse en el estado, fuera de la ciudad de Nueva York.

Cuomo dijo que los nuevos casinos compartirían los ingresos con los condados vecinos, al mismo tiempo que generarían puestos de trabajo, y que atraerían a turistas de la ciudad de Nueva York.

 

 


 

 

Fuente:www.bloomberg.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner