Japón Cada Vez Más Cerca De Tener Casinos

Grupos de lobby están avanzando sin precedentes, para impulsar una legislación que allanaría el camino para permitir la instalación de casinos en Japón. La aplastante victoria del Partido Liberal Democrático en las elecciones del pasado domingo para la Cámara Alta, mejora las probabilidades de ver un proyecto de ley aprobado este año.

"Una ley de casinos para Japón tiene ahora más posibilidades que nunca antes de ser aprobada", dijeron Mia Nagasaka y Praveen Choudary de Morgan Stanley en un informe el mes pasado.

Su informe fue publicado días después de que el Japan Restoration Party, un pequeño partido conservador, presentó un proyecto de ley de legalización de casinos. Toru Hashimoto, el polémico co-líder del partido y alcalde de Osaka, anteriormente instó a la construcción de un casino en su prefectura, con el fin de recaudar fondos para los programas sociales y aliviar la presión sobre otros impuestos; el igualmente controversial co-líder Shintaro Ishihara también presionó para desarrollo de un casino cuando era gobernador de Tokio.

El primer ministro Shinzo Abe, quien regresó a su cargo el año pasado, dijo a los legisladores en marzo que pudo ver beneficios en la legalización sobre los casinos, aunque decepcionó a los defensores del proyecto que esperaban que incluiría la medida, en su estrategia de crecimiento económico el mes pasado. Dado el apoyo de alto nivel y el apoyo de muchos miembros de la oposición, Toru Mihara, director del Centro de Investigación de Industrias del Comercio de Diversiones de la Universidad de Osaka, espera que la legislación sobre casinos se apruebe a finales de otoño.

El creciente impulso hacia una legalización de los casinos, se produce después de años de frustración para los defensores de la medida, que vieron crecer en la legislatura partidarios del juego, pero sin que se tomara ninguna medida.

El operador de casinos estadounidense Caesars Entertainment Corp. proporcionó información al gobierno sobre el tema de los casinos por más de una década, de acuerdo con Steve Tight, presidente de desarrollo internacional.

Caesars, que vió frustrados sus intentos de abrir casinos en Macao, Singapur y Corea del Sur, tiene sus ojos apuntados a Japón. Morgan Stanley calcula que un mercado de casinos japonés podría generar de U$s 8.000 millones a U$s 11.000 millones en ingresos en su primer año de funcionamiento.

Tight, que tiene su sede en Hong Kong, cree que Japón podría fácilmente ser el segundo mercado de casinos más grande de Asia detrás de Macao. Los japoneses eran los principales clientes de los 16 casinos solo para extranjero de Corea del Sur hasta el año pasado, cuando fueron superados por China, y los grandes jugadores procedentes de Japón son clientes importantes para los casinos de la región y también de Las Vegas.

El juego legal en Japón se limita actualmente a las apuestas deportivas, loterías y, de forma indirecta, al pachinko. Las apuestas deportivas legales incluyen carreras de caballos, de lanchas, el ciclismo, el motociclismo y, a través de un sistema de toto en el que los apostantes compran billetes relacionados con el resultado de un conjunto de partidos de la liga profesional de fútbol nacional.

El Pachinko, una suerte de pinball, generó ventas totales en mayo por ¥ 388.3 mil millones (U$s 3.860 millones), según cifras del gobierno.

Mientras que los operadores de pachinko representan una poderosa fuerza política, con gran interés en cualquier tipo de estancamiento en la legalización de los casinos o en ganar licencias de casino para sí mismos, grupos de casinos internacionales como Caesars consideran tener una buena oportunidad si se emiten licencias en el país.

Carl Wahlin, un lobbista involucrado con grupos operadores de juego de la zona del Pacífico estimó que los operadores internacionales de casinos serán bienvenidos por su experiencia en el sector. Según Mihara de la Universidad de Osaka, cualquier ley de casino "no va a dictar la nacionalidad de los inversores o desarrolladores".

La unidad de Singapur del Grupo Genting de Malasia, dijo
que la compañía está "dispuesta a hacer una inversión importante en Japón y tiene confianza en poder trabajar con actores japoneses locales para desempeñar un papel importante en el impulso del turístico y económico de Japón, y en el número de empleos".

Tan Hee Teck, presidente y director de operaciones de Genting en Singapur, dijo que las probabilidades de Japón en aprobar una ley casino este año son de un 70 al 80 por ciento. Una semana antes, explicó: "Esta es una gran oportunidad para nosotros si nos fijamos en las empresas que pueden permitirse el lujo de construir un complejo integrado de esta magnitud, sólo hay dos o tres empresas en el mundo que puede hacerlo".

Tight dijo sin embargo que un potencial resort de Caesars "no pretende ser un proyecto extranjero de propiedad absoluta, sino que está destinado a ser una colaboración entre los que aportan valor al proyecto". La compañía quiere "casarse con las sensibilidades y los elementos culturales japoneses, que creemos que haría más único, diferenciado y atractivo" el proyecto, dijo. Las Vegas Sands Corp. también expresó su interés en una licencia de Japón.

Entre las compañias nacionales que podrían acceder a una licencia de casino son los operadores de pachinko, Universal Entertainment Corp. y Dynam Japan Holdings Ltd., y el proveedor de máquinas de pachinko Sega Sammy Holdings Inc.

Universal está desarrollando un complejo de casino de U$s 2.000 millones en Manila, pero su propuesta de construir uno en Incheon, en Corea del Sur, fue rechazada por las autoridades nacionales el mes pasado. Asimismo las participaciones de una filial de la compañía en Estados Unidos con el operador de casinos Wynn Resorts Ltd. fueron redimidas por la fuerza, en medio de una disputa entre presidentes de las dos compañías el año pasado.

Medios periodísticos reportaron que Universal envió incorrectamente a tres miembros de su personal, para trabajar en la exitosa campaña en diciembre para la diputación de Hirotaka Ishihara, hijo del líder del Japan Restoration Party, y también enfrenta problemas legales con su empresa en Manila.

Sega Sammy este mes se convirtió en el primer inversor extranjero importante en un casino de Corea del Sur, con una joint venture con el operador local Paradise Co., y se hizo cargo del casino en Incheon, como paso previo a un resort que será inaugurado en 2016 con una inversión de más de 125 millones de dólares. La empresa quiere "adquirir directamente el know-how operativo de una instalación de casino".

Dynam Japan Holdings Ltd. fue el único inversor en la oferta pública de Macau Legend Development Ltd., tomando 35 millones de dólares en acciones de la compañía, que es dueña de un casino hotel con parque temático en Macao, "para obtener valiosos conocimientos".

Pero la aprobación del proyecto de ley del Japan Restoration Party, no conducirá necesariamente a licencias para casinos. Mihara opinó que los proyectos de ley son "sólo la legislación de promoción" que permitirá a los legisladores negociar las condiciones para la creación y gestión de casinos, y exige más legislación.

Toru Mihara espera que el proceso, que prevé tome hasta dos años, produzca la decisión de permitir casinos en determinados lugares designados y luego los gobiernos locales elegirían entre los desarrolladores interesados. Tight dijo que Caesars podría tener un complejo integrado abierto en 2019 si continúa la legalización a buen ritmo.

"Va a ser hecho de una manera muy controlada", dijo Mihara. "El número puede ser restringido a tres o cuatro, o incluso dos casinos".

 

 


 

 

Fuente:www.asiagamblingbrief.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner