Operadores Apuestan A Tokio 2020

La proclamación de la ciudad japonesa de Tokyo como sede para los Juegos Olímpicos de 2020, no pasó inadvertida para la industria del juego, que elogió el anuncio como el camino para legalizar los casinos en el mayor mercado sin explotar de Asia. Japón tiene que encontrar una manera de financiar alrededor de U$s 1.530 millones para la construcción de las sedes olímpicas,  antes de que los atletas del mundo lleguen a la capital del país.

Dos mega resort de gran escala -en Tokio y Osaka-, podrían generar anualmente 10 mil millones de dólares en ingresos por el juego, opinó Grant Govertsen de Union Gaming Group. Estas cifras podrían superar no sólo las del Strip de Las Vegas (6,2 millones de dólares en ingresos en 2012), incluso las de todo el estado de Nevada, que produjo 10,86 mil millones de dólares en ingresos por el juego el año pasado.

Los operadores de casinos podrían ser gravados tanto a nivel nacional con el 10 por ciento de los ingresos brutos, como también pagar tasas municipales y gastos por las licencias de operación.

"Creemos que el gobierno debe considerar el desarrollo turístico integrado, al menos en Tokio, como un medio para ayudar a la infraestructura relacionada con los Juegos Olímpicos", dijo a los inversionistas Govertsen el día después del anuncio.

Los operadores de los casinos más grandes de Nevada volaron a Japón para buscar potenciales locaciones para futuras salas de juego, poco después de la elección de Tokyo como sede olímpica.

Las Vegas Sands Corp., que desarrolló complejos de juego en Macao y Singapur, y espera abrir Eurovegas en Madrid, está explorando sitios en terrenos ganados al mar en la bahía de Tokio, de acuerdo a un informe de Bloomberg. MGM Resorts International, Caesars Entertainment Corp. y dos operadores de casinos en Macau, SJM y Melco Crown Entertainment, también tienen esperanzas de ampliar sus negocios en Japón.

Alan Feldman, vicepresidente de MGM Resorts, dijo que su compañía estuvo explorando posibilidades comerciales en Japón durante los últimos 24 meses, interesándose sobre una futura legislación y manteniendo reuniones con posibles socios.

"Japón representa una oportunidad histórica para la expansión del turismo en un país con un muy rico patrimonio cultural", dijo Feldman. "Tokyo está en una posición extraordinaria para reactivar el turismo de todo el país y la industria del entretenimiento".

Las Vegas Sands y Genting Group con sede en Malasia son visto por los analistas como principales candidatos iniciales.

Sin embargo, también estiman que otros mercados asiáticos, como Sri Lanka , Filipinas y Vietnam están más adelantados en la expansión de los casinos.

Union Gaming Group predijo en el pasado que una candidatura olímpica podría ser un catalizador para la legalización de casinos en Japón, un país que en el pasado rechazó la legislación a favor de los juegos.

Lo que cambió es la composición del gobierno y el estado de ánimo del país, sobre todo después del terremoto de 2011 y el tsunami que devastaron partes del norte de Japón. Un miembro del partido gobernante de Japón en la Dieta -versión del Congreso del país-, encabeza un grupo que promueve la legislación sobre los casinos. El primer ministro Shinzo Abe,
quien asumió el cargo en diciembre, también es visto como una persona que ve favorable la instalación de casinos en el territorio.

Govertsen especuló que la plataforma económica del primer ministro incluye el desarrollo de centros turísticos integrados (hoteles-casino), que incluyen centros de convenciones, restaurantes, comercios y otros servicios de entretenimiento, en relación con los Juegos Olímpicos. El Comité de la candidatura olímpica de Tokio estima que los juegos tendrían un impacto económico de casi 30 mil millones de dóalres y crearían 15.000 puestos de trabajo.

Union Gaming Group de Las Vegas realiza una conferencia de tres días a partir del lunes, en el Hotel Conrad en Tokio que se centra en el potencial de expansión de Japón en los juegos de casino legalizados. El evento reunirá a funcionarios gubernamentales, representantes de las compañías de juego y los inversores.

"Estamos creando una plataforma que reúne a todas las partes para la comunicación y la educación", dijo Bill Lerner, director de la firma. "Hay una enorme brecha educativa, y creemos que esta conferencia ayudará a la industria a mejorar desde el punto de vista estructural".

Entre los oradores se encuentran George Tanasijevich, director general del Marina Bay Sands de Singapur; el presidente de MGM Resorts, Bill Hornbuckle; el presidente de desarrollo de Wynn Resorts, Gamel Aziz; y varios asesores del gobierno japonés.

"Desde un punto de vista normativo y geográfico, estamos poniendo todas las piezas juntas en un solo lugar", dijo Lerner.

El analista de juego Joel Simkins de Credit Suisse, calificó al anuncio de los Juegos Olímpicos de Tokio como un catalizador positivo, a largo plazo, pero también dijo a los inversionistas que no se hagan ilusiones.

Cuando la Copa Mundial de Fútbol 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 se concedieron a Río de Janeiro, Simkins dijo que pensaba que el gobierno de Brasil legalizaría casinos para ayudar a cubrir los gastos.

"Este no ha sido el caso y podría ser un modelo de lo que puede esperarse en Japón", advirtió Simkins a los inversionistas.

Los analistas dijeron que el panorama del juego en el país podría ser un blanco móvil. El mercado podría incluir dos complejos más pequeños, en adición a los dos proyectos a gran escala de Tokio y Osaka.

Aunque los casinos se legalizaran en la próxima sesión legislativa, la selección del sitio y el proceso de licitación podría llegar en 2015 o incluso en 2016. La apertura de un primer resort podría ser en el 2019.

"En el caso de Tokio pensamos que no habría apoyo gubernamental significativo, para completar un complejo integrado a tiempo para la inauguración de los Juegos Olímpicos 2020", dijo Govertsen.

 

 


 

 

Fuente:www.reviewjournal.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner