Tribus Enfrentadas Por La Expansión Del Juego

Una de las más importantes organizaciones integrada por 26 naciones indias está del lado de una de sus tribu miembro, oponiéndose al plan de casinos del estado de Nueva York, que otorga una zona de juego exclusiva en el centro del territorio a la Nación india Oneida .

Las Tribus Unidas Del Sur y del este (USET, por sus siglas en inglés) celebró recientemente su convención anual y votaron en contra del plan de juego. El grupo dijo que se opone a los esfuerzos por "socavar la capacidad de los Cayugas o cualquier otra nación india para realizar juego en sus tierras".

"Nuestras naciones indias estaban con nosotros en el rechazo del plan del Gobernador (Andrew) Cuomo para quitarnos nuestros derechos federales fundamentales", dijo el representante de la Nación Cayuga, Clint Halftown, en un comunicado. "Las zonas de exclusividad que se solicitan en la propuesta de juego del gobernador, son un intento sin precedentes para dar a una nación india -en este caso, la Oneida-, los derechos sobre las tierras de los otros".

Los Oneidas, también miembros de USET, llegaron a un acuerdo a principios de este año con funcionarios de Cuomo y el estado. Parte del acuerdo incluía una zona de juego exclusivo que consiste en el Condado de Cayuga y otros nueve condados centrales de Nueva York. A cambio, el Estado recibirá una parte de los ingresos de juego de los Oneida.

Otras dos tribus de Nueva York, St. Regis Mohawk y la Nación India Séneca, llegaron a acuerdos con el estado y se les concedió también zonas de juego exclusivas. Esas tribus también son Estados miembros de la USET.

En mayo, los Cayugas notificaron a los funcionarios federales y estatales que se oponían al acuerdo de los Oneidas y amenazaron con emprender acciones legales si se aprobara el pacto.

Los Cayugas presentaron una moción para intervenir en un caso federal entre el estado, los condados de Madison y Oneida y el gobierno federal. Los gobiernos locales y estatales fueron demandandos ante el Secretario del Departamento del Interior por los planes de tomar tierra en fideicomiso para los Oneidas. Sin embargo, como parte del acuerdo del Estado con los Oneidas, acordaron retirar la demanda.

El Estado presentó una respuesta a la moción de los Cayugas, acusando a la tribu de "interrumpir y retrasar un acuerdo histórico entre el estado, los condados y la Nación Oneida".

Mientras tanto, los Cayugas han vuelto a abrir su sala de bingo en Union Springs. El edificio fue cerrado por ocho años, pero la tribu decidió reabrirlo en julio después de "tomar las medidas necesarias para garantizar el juego responsable y legal", dijo un portavoz de la tribu.

Según el portavoz, un dictamen jurídico elaborado para la Nación Cayuga encontró que la tribu estaba en su derecho de
reanudar las operaciones de juego.

No está claro si la sala de bingo, un centro de juego de clase II, viola los términos de zona de juego exclusivo de los Oneidas.

Mientras los Cayugas batallan contra el estado en el acuerdo con los Oneidas, continúan los esfuerzos para colocar cerca de 130 acres de tierra bajo fideicomiso en los condados Cayuga y Séneca.

El senador demócrata por Nueva York Chuck Schumer, recientemente pidió a la Oficina de Asuntos Indígenas (Bureau of Indian Affairs-BIA) reunirse con funcionarios de los condados Cayuga y Seneca para actualizarlos sobre la cuestión de las tierras.

Schumer dijo que las autoridades locales no han tenido la oportunidad de revisar la última aplicación de la tribu y dijo que el proceso "no debe avanzar una pulgada hasta que el BIA pueda informar a las autoridades locales, acerca de lo que es, de hecho, en la aplicación, como el proceso jugará y lo que pueden hacer para afectar el resultado".

Pero los Cayugas discreparon con algunas de las declaraciones de Schumer. En un carta al diario The Citizen, Halftown dijo que las autoridades federales, estatales y locales han sido informados acerca de la propuesta, ya que la solicitud se presentó por primera vez hace más de ocho años.

Halftown también manifestó su desacuerdo con la afirmación de Schumer, de que la colocación de la tierra en fideicomiso hará daño a los municipios en los condados Cayuga y Seneca.

"La Declaración de Impacto Ambiental Final concluyó, después de años de estudio cuidadoso, que no habría ningún impacto negativo en la comunidad local para aprobar la solicitud", escribió Halftown.

En cuanto a la posición de USET que se opone al plan de casinos de Nueva York, un portavoz de la Nación Cayuga dijo que la tribu tiene previsto entregar una copia de la resolución, la próxima semana al representante en Nashville de la Oficina de Asuntos Indigenas.

Los Cayugas también enviarán copias de la resolución a la Comisión Nacional del Juego Indio y la Oficina de la Oficina de Asuntos Indígenas en Washington.

"Estamos unidos en este importante principio de que cada nación indígena tiene derechos soberanos inherentes, reconocidos por la Constitución y la ley federal", dijo Halftown. "El plan del gobernador (Cuomo) es un intento sin precedentes de un estado de ignorar tanto este principio y la ley".


 

 

Fuente:auburnpub.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner