Según SAREIBA, Peligran 500 Puestos De Trabajo

La Asociación de Empresarios de Salas Recreativas y de Juego de las Islas Baleares (SAREIBA) hizo pública su postura ante la decisión del Gobierno de las Islas Baleares de otorgar una segunda licencia de casino para la isla de Mallorca. La entidad mostró su disconformidad con dicha medida por entender que "un casino 'urbano' entra en competencia directa con nuestros clientes, que buscan en el juego de máquinas electrónicas de premio reducido, un tiempo de ocio con una remuneración económica acorde a su capacidad económica". Según la asociación empresarial "cerca de quinientos trabajadores verán en peligro su continuidad a partir de la apertura del casino situado en el actual Bingo Balear".

A través de un comunicado de prensa, SAREIBA, puntualiza que "entendemos que esta decisión rompe el equilibrio que hasta la fecha venían manteniendo los diversos sectores que conforman el juego privado en nuestra Comunidad y que seguían manteniendo una oferta digna y ajustada a la demanda en los juegos de casino, bingo, salones recreativos y salas de juego y máquinas recreativas en hosteleria", a pesar de la crisis y el fortalecimiento del juego público y el juego online.

Según el parte de prensa dado a conocer, "No hay decisiones "técnicas" sino "políticas" para este tipo de ofertas de juego ya que la oferta de la segunda licencia de casino solo podía entenderse con el objetivo de obtener un casino totalmente diferenciado del actualmente existente en los sótanos del Centro Comercial de Porto-Pi, el funcionamiento del cual está a fecha de hoy, totalmente judicializado con tres contenciosos-administrativos contra su traslado y apertura, plenamente activos y que pueden provocar, en su resolución, el cierre del mismo".

Si bien la Asociación reconoce que además de respetar la resolución del Gobierno de las Islas Baleares, debe "también mostrar su disconformidad con la misma por entender que un casino 'urbano' entra en competencia directa con nuestros clientes, que buscan en el juego de máquinas electrónicas de premio reducido, un tiempo de ocio con una remuneración económica acorde a su capacidad económica". Para SAREIBA, más de sesenta establecimientos en Palma con cerca de quinientos trabajadores "verán en peligro su continuidad a partir de la apertura del Casino situado en el actual Bingo Balear".

Finalmente la Asociación aclara que "Pensamos que el casino de gran lujo, de referencia en el mediterráneo, para un público de alto poder adquisitivo y "glamour", que es en definitiva, el público natural de estos suntuosos establecimientos, no podrá ser, por mucho que queramos, el un casino en el Mercado del Olivar. Otra oportunidad perdida, y esta vez, tal vez demasiado conscientemente, por parte de nuestras autoridades".


 

 


 
Banner
Banner
Banner