Proponen Condenar Con 10 Años De Prisión El Amaño De Partidos

El amaño de partidos podría llegar a ser considerado un delito específico con una pena de cárcel de hasta 10 años, si la enmienda presentada por Lord Moynihan en la Cámara de los Lores, se aprobara para ser incluida en el nuevo proyecto de ley de juego del Reino Unido.

El ex ministro de Deportes y presidente de la Asociación Olímpica Británica, propuso formalmente una nueva cláusula para ser agregada a la legislación que actualmente los legisladores tienen bajo estudio, lo que le daría la policía y a los tribunales más poderes para enjuiciar a las personas involucradas en el arreglo de partidos.

Las enmiendas a la sección "trampas" de la Ley de Juego del 2005 se basan en gran medida en las leyes aprobadas el año pasado en el estado australiano de Victoria, que han sido ampliamente acreditadas por generar una ofensiva exitosa contra la corrupción en el deporte en ese país.

La pena máxima por hacer trampa en los juegos de azar en el Reino Unido es de dos años de prisión, pero las enmiendas proponen que se incrementa a 10.

Lord Moynihan redactó la enmienda en consulta con la Britain's Sports Betting Group (BSBG), formada en 2010 después de un informe encargado por el gobierno relativo a las apuestas en el deporte, dirigida por el ex director ejecutivo de la Premier League, Rick Parry.

Formalmente la criminalización del amaño de partidos es la única recomendación de ese informe que aún no se ha adoptado, y que diversos sectores claman para que sea puesto en práctica, según indica el periódico británico The Telegraph.

Las enmiendas a la ley de juego de Lord Moynihan, se presentaron sólo 48 horas antes de que los organismos deportivos deben informar al Gobierno sobre cómo mejorar la lucha contra el arreglo de partidos, luego de las investigaciones realizadas al respecto por ese diario y otros medios periodísticos del país.

Se espera que los Ejecutivos de fútbol británico, el cricket, la liga del rugby, el tenis y otros deportes se unan en sus fuerzas para instar a la Secretaría para la Cultura y el Deporte a respaldar esos cambios, que en última instancia, requieren la aprobación del Gobierno.

La secretaria de Estado para la Cultura y el Deporte, Maria Miller, se piensa que es reacia a legislar específicamente contra el amaño de partidos, a menos que un caso convincente pueda demostrar que las leyes existentes para combatirlo sean ineficaces.

Los juicios llevados a cabo contra los acusados de amaño tuvieron éxito bajo el delito de derecho común de conspiración para cometer fraude; cargo con el cual los futbolistas involucrados en las investigaciones de noviembre pasado fueron acusados, y que a su vez conlleva una pena máxima de prisión de 10 años.

Esos cargos fueron presentados por la nueva Agencia Nacional contra el Crimen, el llamado FBI británico, que entregó dos presuntos casos de arreglo de partidos en pocas semanas de su lanzamiento, y que Miller cree está equipado para hacer frente al problema.

Pero los ejecutivos del deporte argumentaron que ambos casos salieron a la luz por las investigaciones de los medios de comunicación, y que la legislación en Victoria (Australia) habilita a la policía para atrapar a los culpables, sin ayuda del uso de técnicas de vigilancia sofisticadas.

Miller, por su parte, quiere oír cómo se articula el plan de las asociaciones deportivas para coordinar mejor sus esfuerzos en la lucha contra el amaño de partidos, tanto en términos de cómo los jugadores y los funcionarios pueden informar de sus sospechas y las medidas preventivas, como por ejemplo los programas de educación.

Una idea es que la Comisión de Apuestas sea la coordinadora de estas acciones y se entiende que se ha puesto en contacto con la Asociación Anti Doping del Reino Unido -líder mundial en las áreas de la lucha contra las drogas en el deporte-, sobre las mejores prácticas.

También se está discutiendo la viabilidad de la introducción de una serie de multas por el arreglo de partidos, en función de en qué etapa de su carrera un jugador está, según la propuesta lanzada por Miller en diciembre.

La Britain's Sports Betting Group (BSBG), quiere que la Comisión de Juego sea quien vigile la propagación de este delito, al igual que lo hace con otras formas de juegos.

Actualmente está bajo la jurisdicción de la Autoridad de Conducta Financiera (FCA), y la BSBG se adjudicó recientemente una pequeña victoria, cuando el organismo logró que los corredores de apuestas informen de cualquier actitud sospechosa en torno a sus operaciones de apuestas.

Sin embargo, la BSBG sigue trabajando para presentar enmiendas a la nueva ley de juegos de azar, en un intento de llevar la propagación de las apuestas bajo el control de la Comisión de Juego.

La prevención para que los jugadores no sean sobornados está en primer lugar, y parece ser la forma más eficaz de limitar el impacto de los amaños de partidos, de acuerdo a la investigación que se presentará el lunes que muestra un aumento significativo en el número de futbolistas de Inglaterra, que son conscientes de sus responsabilidades cuando se trata de la integridad de las apuestas.

La enmienda presentada


 

 

Fuente:www.telegraph.co.uk

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner